Descarta Panamá afectaciones en relaciones con Cuba por armas

El canciller de Panamá, Fernando Núñez Fábrega, descartó hoy un deterioro en las relaciones con Cuba, a raíz de la detención de un barco norcoreano cargado con armas de la isla, en un hecho calificado de contrabando por las autoridades.

"Con Cuba no creo que van a ser (las relaciones) en lo más mínimo problemáticas", dijo Fábrega a periodistas en su primera aparición pública desde el hallazgo el 15 de julio de armas en una nave norcoreana detenida cinco días antes en aguas panameñas.

"Se fue a buscar drogas, el barco tenía historial de drogas y no creo que en algún momento se sospechó que hubiese armas bélicas de esa naturaleza", indicó el ministro de relaciones exteriores.

La nave "Chong Chon Gang" se encuentra anclada en el puerto de Manzanillo, en Colón, 80 kilómetros al norte de esta capital, donde elementos de seguridad descargan unos 250 mil quintales de azúcar morena colocadas encima de contenedores con armamento bélico.

Un día después del hallazgo de las armas, el gobierno cubano anunció que el cargamento bélico de 240 toneladas le pertenece.

"Dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo ello fabricado a mediados del siglo pasado", forman parte de la carga.

El domingo fueron hallados los dos aviones Mig, en labores supervisadas por el propio presidente panameño, Ricardo Martinelli.

El canciller panameño descartó que las relaciones con Cuba sean afectadas aunque reconoció que hasta ahora no ha habido contactos entre ambos gobiernos sobre este caso, desde la aceptación cubana de las armas.

"Tienen que esperar a ver qué es lo que hay dentro de ese barco y qué determina el 5 de agosto la misión de Naciones Unidas que pedimos formalmente desde el primer día", indicó Núñez Fábrega.

Señaló que recurrieron a la confiscación porque la nave "no tenia la luz de señalización, el transponder; se apareció de repente en la noche. Con una historia de tráfico de drogas es lógico suponer que había que pararlo".

Hasta ahora se han descargado ocho contenedores ubicados en una de las cinco bodegas de la nave.

Los elementos de seguridad continúan con la descarga de los equipos bélicos mientras se espera que una misión de la Cruz Roja Internacional visite este lunes a la tripulación detenida en Sherman, una base naval ubicada frente al puerto de Manzanillo.

Los marinos, acusados de atentar contra la seguridad colectiva, se han negado a declarar.