Revela canciller que ex espía de EUA nunca fue detenido en Panamá

El ex espía estadunidense Robert Seldon Lady "Mister Bob", reclamado por Italia y que regreso a Estados Unidos tras una supuesta estancia en Panamá, nunca fue detenido aquí, reveló hoy el canciller Fernando Núñez Fábrega.

"Nosotros no pudimos localizar a la persona, llamamos a todos los retenes (migratorios) y no había nadie con el nombre o con esa descripción", dijo Núñez Fábrega a periodistas.

Pero además señaló que tampoco Panamá pudo gestionar la extradición del ex jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) a Italia porque la embajada de Roma aquí incumplió con varios requisitos, entre ellos elaborar la petición en español.

"Mientras se corregía (la solicitud) contactamos a donde los medios decían estaba esta persona; llamamos a todos los retenes de la frontera, en ninguno se encontraba esta persona. Si había sido liberado, si había sido aprehendido no nos consta", dijo Fábrega.

El gobierno italiano anunció el pasado jueves la detención en Panamá de "Mister Bob" por una alerta de la Policía Internacional (Interpol) pero las autoridades panameñas guardaron entonces total hermetismo.

Seldon Lady está condenado en Italia a nueve años de cárcel por el secuestro en 2003 del imán egipció Abu Omar, líder islamista asilado en el país europeo, y quien denunció torturas cuando fue traslado a Egipto por la CIA.

Cuando en Panamá el gobierno mantenía hermetismo sobre la supuesta detención, una funcionaria de la Casa Blanca anunció el viernes que el ex espía estaba de regreso en Estados Unidos.

"Lo que le consta a la cancillería es que cuando tratamos de localizar a la persona no lo tenían en ningún reten en la frontera, lo pudieron haber movido si fuera el caso pero estaría especulando", indicó Núñez Fábrega.

El ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, aunque esgrimió los mismos argumentos de falta de requisitos en la solicitud italiana, reveló a medios locales que el ex espía fue detenido en la frontera de Panamá y Costa Rica el 17 de julio.

"Fue dejado en libertad porque el Estado que lo requería en extradición no formalizó su petición", indicó Mulino.

La supuesta estancia del ex espía en Panamá coincidió con la confiscación en aguas panameñas de un barco norcoreano cargado con armas de Cuba, en un caso considerado por Mulino como contrabando que el gobierno elevo a la Organización de Naciones Unidas (ONU).