Deja 56 muertos ataque coordinado contra dos cárceles en Irak

Hombres armados, presuntamente vinculados con la rama de Al Qaeda en Irak, lanzaron hoy ataques coordinados contra dos prisiones de Bagdad, con un saldo de al menos 56 muertos y entre 500 y mil reos fugados, informó hoy el Ministerio de Justicia.

Los ataques fueron lanzados esta madrugada contra la cárcel de Abu Ghraib, a 25 kilómetros al oeste de Bagdad, y la de Al Tayi, a 20 kilómetros al norte de la capital iraquí, precisó en rueda de prensa el vocero del citado ministerio, Hamed al Musaui.

Durante el asalto a ambas prisiones se produjeron nueve atentados perpetrados por suicidas con cinturones de explosivos, tres explosiones de coches bomba y se lanzaron unos 100 proyectiles de mortero y decenas de cohetes contra los penales.

En el ataque, al menos 56 personas murieron (26 soldados y policías iraquíes, 20 reclusos y 10 asaltantes) después de que dos grupos armados intentaron, sin éxito, hacerse con el control de las dos prisiones del país para liberar a los reclusos.

El asalto duró más de 10 horas y concluyó con la derrota de los atacantes, presuntamente vinculados con el Estado Islámico de Irak -la rama de la organización Al Qaeda en el país-, según la cadena árabe Al Arabiya.

Fuentes cercanas a varios grupos insurgentes aseguraron a través de Twitter que ambos asaltos permitieron la fuga de cientos de presos de la cárcel de Abu Ghraib, la mayoría miembros de Al Qaeda.

Hakim Al-Zamili, un miembro de la Comisión de Seguridad y de Defensa en el Parlamento, indicó que entre 500 y mil reos huyeron, la mayoría altos cargos de Al Qaeda y que tenían sentencia de muerte.

Sin embargo, fuentes policiales han informado de la muerte de 21 presos y de la fuga de sólo siete reclusos de Abu Ghraib.

Las autoridades iniciaron un operativo para rastrear a los presos huidos, entre los que figurarían varios altos responsables de Al Qaeda, según la cadena de televisión qataría Al Yazira.

En tanto, en la norteña ciudad de Mosul un suicida estrelló su carro cargado de explosivos contra un convoy militar en el distrito oriental de Kokchali, matando al menos a 22 soldados y tres civiles, según fuentes policiales.

Hasta ahora nadie ha reivindicado el ataque suicida en Mosul, a unos 360 kilómetros al norte de Bagdad y uno de los principales focos de conflicto de Irak, sin embargo la policía recordó que ese tipo de atentados llevan el sello de Al Qaeda.