Plantean limitar instalación de antenas de telefonía en suelo urbano

Legisladores del partido Movimiento Ciudadano propuso ante la Comisión Permanente prohibir la instalación de antenas de telefonía móvil a menos de 600 metros de viviendas, escuelas, hospitales, espacios públicos como parques y suelo urbano, para evitar la contaminación electromagnética.

En entrevista, el legislador Ricardo Monreal Ávila sostuvo que si bien los efectos de la contaminación electromagnética aún no han sido totalmente comprobados, la instalación de estos aparatos siempre genera una fuerte controversia entre la población.

Pese a que existen varios informes que descartan afectaciones, otros "sugieren que la exposición a los campos electromagnéticos emitidos por las antenas podría reducir la fecundidad, provocar cáncer, la pérdida de memoria y cambios negativos en el comportamiento y el desarrollo de los niños", expuso.

Monreal Ávila aseveró que "la radiación electromagnética comprende una variedad muy amplia de emisiones naturales que interactúan diariamente con el cuerpo humano".

Por ello planteó que las antenas de telefonía móvil sólo puedan ser colocadas en carreteras y zonas despobladas, además de que se aplique una multa de 10 mil a 100 mil salarios mínimos a quien no cumpla con las obligaciones o condiciones establecidas en los títulos de concesión o permiso.

Señaló que la cifra de esos aparatos aumentaron considerablemente en todo el país por el incremento de la demanda y los servicios que se requieren para satisfacerla, pero la falta de regulación ha provocado que las compañías usen más áreas para la construcción e instalación de sus antenas.

La mayoría de ellas se "encuentran en zonas habitacionales" y se trata de "estructuras grandes y pesadas, con postes o mástil de más de doce metros de altura que están ubicadas en los techos de las casas, por lo que además ponen en riesgo a las personas que viven o circulan por esa zona", resaltó.

El ex gobernador del estado de Zacatecas precisó que la Comisión Permanente remitió su iniciativa de reformas legales a la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados, para su análisis y dictamen correspondiente.