Alistan en Cuba escenario para conmemoración de asalto al Moncada

Autoridades cubanas concluyeron los preparativos para festejar el próximo viernes el 60 aniversario del asalto al Cuartel Moncada, que inició la lucha armada en Cuba y que culminó en enero de 1959 con la victoria de los rebeldes de la Sierra Maestra.

En medio todavía de las labores para resarcir los cuantiosos daños del huracán Sandy del año pasado, medios oficiales anunciaron que al menos 150 obras de restauración han sido ejecutadas por los habitantes de la ciudad de Santiago de Cuba.

En la antigua fortaleza militar, sede de la conmemoración, a unos 900 kilómetros al sureste de La Habana, se erige una tribuna y se colocan 10 mil sillas para los asistentes al acto en el que se espera un discurso del presidente Raúl Castro.

Ningún medio oficial ha confirmado la eventual asistencia del expresidente Fidel Castro, -líder de aquella fallida operación militar -antecedente de su campaña guerrillera-, quien dejó sus cargos desde 2006 debido a una grave enfermedad intestinal.

Durante un discurso el 26 de julio del año pasado, en la ciudad de Guantánamo, Raúl Castro reiteró la propuesta de su gobierno de sostener conversaciones con la Casa Blanca, en pie de igualdad, para hablar de todos los temas, incluidos los derechos humanos.

Sin embargo, el Departamento de Estado dijo que Estados Unidos está dispuesto a "forjar una nueva relación" con Cuba, pero insistió en que el gobierno cubano debe tomar varias medidas, incluyendo la liberación del contratista estadunidense Alan Gross.

El subsecretario de Estado para Asuntos Públicos, Mike Hammer, declaró que La Habana debe permitir a la población cubana la libertad de expresión; finalizar el "maltrato" a los disidentes de la sociedad civil y la puesta en libertad de prisioneros políticos.

Por parte de Cuba este año se espera la reiteración de sus dos demandas básicas en las tormentosas relaciones con el vecino norteño: el cese del embargo económico de medio siglo y la liberación de los cuatro agentes isleños encarcelados en Estados Unidos por espionaje.

En el discurso oficial se hará mención al programa de reformas de Castro para "actualizar" el modelo socialista vigente hace más de 50 años y la lucha contra las ilegalidades, la corrupción y otras lacras morales que afectan a la sociedad.

En el caso del barco Chong Chon Gang, detenido el pasado 10 de julio por Panamá procedente de Cuba al descubrirse 240 toneladas de armamentos colocados en contenedores ocultos con azúcar, aunque está pendiente, Washington se ha abstenido de capitalizar el incidente.

Panamá denunció un "contrabando de armas", pero el martes 16, Cuba informó que la nave de Corea del Norte, sancionada por Naciones Unidas, transportaba 240 toneladas de armamento obsoleto, enviado al país asiático "para ser reparado" en cumplimiento de convenios.

El 26 de julio de 1953, Castro, un abogado de 26 años de edad, y unos 150 simpatizantes, atacaron el Cuartel Moncada, entonces segunda fortaleza militar de la isla, en la ciudad oriental de Santiago de Cuba.

La acción militar falló en sus objetivos de ocupar el cuartel y organizar la insurrección general, pero la historiografía oficial la considera el inicio de la vía armada para derrocar al dictador Fulgencio Batista (1952-1958).

Capturados y juzgados, Castro y sus seguidores fueron indultados en 1955 y viajaron a México, desde donde partieron en el yate Granma para desembarcar el 2 de diciembre de 1956 en el sur de la provincia de oriente y tras dos años de lucha tomaron el poder.