Parte el Papa Francisco con destino a Brasil

El Papa Francisco partió hoy con destino a Brasil para su primer viaje apostólico internacional, con una pequeña valija negra en mano, como cualquier turista.

Poco después de las 08:30 horas (06:30 GMT) el avión A330 de Alitalia despegó del aeropuerto Fiumicino de Roma con destino a Río de Janeiro.

Seis minutos antes del despegue, el helicóptero de la Aeronáutica Militar italiana con el Papa a bordo llegó hasta Fiumicino procedente del Vaticano. Recibió al pontífice el primer ministro, Enrico Letta.

Ambos se entretuvieron en un diálogo animado por unos minutos. El ambiente fue cordial. Junto a Bergoglio se multiplicaron las personas: miembros del séquito, guardaespaldas y personal del aeropuerto.

Letta lo acompañó hasta la escalerilla del avión, ubicada a pocos metros de distancia, y tras despedirse el obispo de Roma subió a paso firme y con su pequeña valija negra en la mano izquierda.

Ni siquiera se frenó ante la solicitud insistente de camarógrafos y fotógrafos. En la puerta saludó a una azafata y desapareció de la vista.

Pocos minutos después de las 8:30 el avión despegó. A bordo ya se encontraban unos 70 representantes de la prensa internacional que forman parte del grupo.

Según confirmó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, Francisco no ofrecerá declaraciones a los periodistas en su viaje de ida. En cambio les saludará uno por uno y se entretendrá con ellos por largo rato. El itinerario lo permite, el viaje durará unas 12 horas.

Se espera que el avión papal llegue a Río de Janeiro pasadas las 16:00 horas (19:00 GMT). En el aeropuerto internacional Gelao/Antonio Carlos Jobim será recibido por la presidente de la República, Dilma Rousseff.

Un gesto especial, considerando que la ceremonia de bienvenida no tendrá lugar en la base aérea, sino en los jardines del Palacio Guanabara.

Hasta allí se trasladarán autoridades civiles y religiosas. Tras el recibimiento formal y el primer discurso público del pontífice en tierras brasileñas, está prevista una audiencia privada con la presidente Rousseff.

Este primer de viaje se verificará el primer fuera de programa del Papa. Aunque no estaba previsto él recorrerá a bordo del papamóvil descapotado las calles de Río de Janeiro, ya invadidas por los muchachos de todo el mundo que asistirán, a partir de este martes, a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).