Responsabilidad laboral, por encima de relaciones de amistad

Tener una relación amistosa en los centros laborales ayuda a que la jornada sea mucho más llevadera e incluso fomenta el rendimiento de los empleados, pero este aspecto no debe interferir con las responsabilidades en el trabajo, aseguró la comunidad laboral Trabajando.com.

Y es que, resulta difícil no establecer lazos de amistad con una persona con la que se comparten ocho horas por día, relaciones que incluso pueden ir más allá de la empresa.

Según los especialistas, es importante contar con una persona que entregue su apoyo en momentos difíciles, por lo que un amigo puede permitir salir del estrés al compartir experiencias, lo cual favorece el rendimiento, la motivación y la productividad.

Sin embargo, Trabajando.com refiere que existen ambientes laborales de conflicto, usualmente donde existe mucho estrés o donde las condiciones no son óptimas, lo que perjudica las relaciones y en consecuencia el desempeño del trabajador.

La comunidad online señala que hay situaciones en las cuales se deben de tomar decisiones determinantes y en las que está en juego la amistad, así como el compromiso con el trabajo, por lo que será necesario evaluar la decisión correcta.

Explica que un caso puede ser cuando un jefe le comenta a un empleado que en dos meses cerrarán la oficina, pero le pide que no le comente a nadie, y luego un amigo del trabajador le pregunta si es rumor o realidad que cerrarán las oficinas.

Para la directora corporativa de Comunicación de la firma, Margarita Chico, crear buenas relaciones interpersonales es un desafío de las organizaciones, pero son los empleados quienes deben diferenciar la amistad de las responsabilidades laborales.

Con ello no surgirán malos entendidos o incumplimiento en las tareas del día a día, por lo que concluye que una buena amistad es capaz de comprender dicha situación y no exponer al otro a situaciones que lo puedan comprometer con su jefe o con la empresa.