Apoyaría Iglesia católica uso médico de la marihuana

La Arquidiócesis de León rechazó hoy la legalización de la marihuana por ser un vicio para la sociedad, además de que esclaviza al ser humano.

No obstante, estaría a favor de un uso que médicamente y científicamente ayude a curar el dolor de alguna persona, y esté acreditado por la ciencia, indicó el Arzobispo Alfonso Cortes Contreras.

En conferencia de prensa esta mañana en la Catedral Metropolitana, el vocero de la Arquidiócesis, José de Jesús Ibarra, leyó un comunicado en el que se establece que la Iglesia siempre condenará cualquier propuesta que tenga como cometido el dañar a las personas, así como cualquier práctica económica, social, de salud o lúdica que dañe la dignidad de la persona.

También, la arquidiócesis cuestionó la hipótesis de que autorizar la libre venta de marihuana, acabaría con la delincuencia organizada.

"¿Quién nos garantiza que los grupos criminales se registrarán en Hacienda y operarán legalmente?, ¿acaso es sólo la marihuana la droga que trafican?, ¿y qué les decimos a los familiares de los policías, federales, soldados y marinos acaecidos en la lucha contra el crimen organizado?", cita el comunicado.

Posteriormente en sesión de preguntas y respuestas, el Arzobispo de León dijo que la propuesta de la iglesia siempre ha sido tener una familia cohesionada, de tener a unos padres responsables en la educación de sus hijos.

"Cuando hay un ambiente familiar sano, social, la persona humana no crece con esos vacíos profundos, que vienen a llenar cualquier tipo de vicios, como el alcoholismo, las drogas y tantas adicciones que vienen a llevar esos vacíos, de falta de cariño de los niños, de falta de acompañamiento", dijo.

Y completó: "esto supone también una educación a la libertad, cuando un ser humano tiene criterios sanos para saber distinguir qué es lo que le conviene en su vida, qué no le conviene, a él le pueden presentar miles de propuestas, pero dice: 'eso a mí me hace mal'".

Se le preguntó si la iglesia apoyaría la legalización de la marihuana desde el punto de vista médico, para ser consumida por personas en etapa terminal como cáncer, donde les disminuya el dolor y tengan una mejor calidad de vida.

"Si, yo creo que eso, la ciencia tiene que utilizar aquellas cosas que ayudan a la salud de las personas, pero esto es otro planteamiento, una ciencia que es honesta, una ciencia que tiene ética, sabe distinguir que es lo que es un bien para el ser humano y qué es lo que es un vicio, aquí estamos hablando de dos cosas diferentes", puntualizó.