Casas de empeño preparadas para el "regreso a clases"

El presidente de la Asociación Nacional de Casas de Empeño (Ance), Adolfo Vélez, anticipó para el inicio del próximo ciclo escolar 2013-2014 un crecimiento de entre 10 y 15 por ciento en el otorgamiento de créditos del sector.

No obstante, alertó a la población a tener precaución con las casas de empeño informales que aún persisten en el país y que constituyen hasta 30 por ciento del mercado nacional.

Y es que, de las seis mil 500 casas de empeño que tiene cuantificadas el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), cuatro mil 600 son formales.

Esto hace prever que en el mercado aún persiste un número muy importante de casas que no cumplen con los requisitos para operar como instituciones de crédito, lamentó Vélez.

Identificarlas "es muy sencillo", dijo, porque las que no están reguladas carecen de contrato autorizado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Asimismo, incumplen con la norma de informar a los clientes del monto del préstamo, el horario de atención, las tasas de interés que deberán pagar, y que los instrumentos de valuación, como básculas, estén a la vista y debidamente certificadas por la procuraduría.

El representante de las casas de empeño privadas dijo que el pignorante solicita en promedio crédito por unos mil 300 pesos y los principales objetos de empeño son alhajas y electrodomésticos.

Esto con el fin de contar con recursos suficientes para la compra de útiles y uniformes escolares para este regreso a clases, para lo cual las casas ya están listas con el monto de créditos suficiente.

El coordinador de asesores de casas de empeño Fundación Dondé, Javier Icaza, dijo a su vez que la empresa está lista para hacer frente a este mayor número de demanda de créditos con valuadores capacitados en las sucursales donde pueden haber más clientes.

Señaló que en los meses de agosto y septiembre generalmente se registran incrementos de créditos en un promedio de 10 por ciento en relación con el resto del año, temporada en la que en particular Fundación Dondé lleva a cabo una campaña social como institución de asistencia privada.

Anunció que debido a ello están preparados con la campaña "El mochilón" para repartir 600 mil mochilas a los pignorantes durante la temporada de regreso a clases, como apoyo a la economía familiar, lo que ha representado un tema motivacional para los niños en edad escolar.