Fue Giovanni Guareschi un gran humorista italiano

El periodista Giovanni Guareschi ha pasado a la historia como uno de los grandes humoristas de Italia, de ahí que este lunes vaya a ser recordado a 45 años de su muerte, ocurrida el 22 de julio de 1968.

Publicó relatos como "El destino se llama Clotilde", de 1942, o "El marido en el colegio", de 1943, pero la saga más conocida de sus personajes es la de Don Camilo y su contrincante, el alcalde comunista Pepón.

De acuerdo con la biografía publicada en el sitio de Internet "lecturalia.com", Guareschi nació en Parma, el 1 de mayo de 1908, su padre, Primo Augusto Guareschi, era comerciante, y su madre Lina Maghenzani era la maestra de la escuela del pueblo.

En 1926 su familia se arruinó y él no pudo terminar sus estudios, pues tuvo que ejercer todo tipo de profesiones desde portero, hasta profesor de escuela, y comenzar a trabajar en el periódico local "Corriere Emiliano".

En 1936 entró a trabajar en la editorial Rizzoli como jefe de redacción de la publicación humorística "Bertoldo" y en 1940 se casó con Ennia Pallini, quien se convirtió en el tema de sus columnas autobiográficas.

Al llegar la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Guareschi se unió al ejército italiano para escapar de las denuncias que había recibido al burlarse de Mussolini, tras la derrota de Italia, fue arrestado por los alemanes y enviado a un campo de concentración en Polonia.

Al regresar a Italia, el escritor fundó junto a Giovanni Mosca, el semanario "Candido", que dirigieron juntos por cinco años hasta la renuncia de Mosca en 1950.

El humorista continuó con su labor periodística, incluso después de que el semanario dejara de publicarse en 1961, colaborando en las revistas "Borghese" y "La Notte", destaca el portal de internet "italica.rai.it".

Entre sus libros, traducidos en casi todos los idiomas del mundo, se encuentran "Diario clandestino", de 1946; "Lo Zibaldino", de 1948; "Don Camilo: mundo pequeño", de 1948, y "El retorno de Don Camilo", de 1953, entre otros.

El personaje de Don Camilo fue muy popular, siendo interpretado en el cine y series de televisión por Fernandel (1903-1971) y Gino Cervi (1901-1974), lo que incrementó todavía más su popularidad.

En 1956 su salud se deterioró y comenzó a pasar largos períodos de tiempo en Suiza, hasta que finalmente Giovannino Oliviero Giuseppe Guareschi murió de un ataque al corazón, en el pueblo italiano de Cervia, el 22 de julio de 1968.