Granier compartiría celda con delincuentes detenidos en su sexenio

El ex gobernador Andrés Granier Melo podría ser compañero de prisión de alguno de los casi 300 presuntos delincuentes, acusados de secuestros, extorsiones, asesinatos o tráfico de drogas, que durante su sexenio fueron encarcelados en el Creset de esta ciudad.

Hasta el momento se desconoce a cuál de los dos penales en Tabasco sería enviado el ex mandatario, quien a decir de su abogado Eduardo Luengo Creel, está consciente de que deberá enfrentar el proceso judicial en Villahermosa, acusado de desvío de recursos.

Asimismo, el abogado indicó que su cliente solicitará garantías para su vida al gobernador Arturo Núñez Jiménez y al secretario de Gobierno, Raúl Ojeda Zubieta.

"Porque en el penal en donde ordena el Juez de Distrito que sea ingresado, pues hay muchas gentes que están presas por acción del gobernador Granier cuando lo fue, conjuntamente con el Ejército y la Marina y por ello también está preocupado por su vida", expuso Luengo Creel en días pasados.

De acuerdo con un recuento que hizo la pasada administración en agosto de 2011 y registros públicos hasta el 31 de diciembre de 2012, cuando concluyó la administración de Granier Melo, unas 300 personas que integraban alrededor de 43 bandas delictivas habrían sido detenidas en su gestión.

Entre los capturados en el anterior régimen, figura Santos Ramírez Morales "Santo Sapo", identificado como jefe de la Plaza Tabasco del grupo delictivo Los Zetas, detenido en noviembre de 2011 en Ocozocuautla, Chiapas.

En su momento, el entonces procurador Gregorio Romero Tequextle señaló que Santos Ramírez coordinaba acciones delictivas en los municipios de Huimanguillo, Cárdenas, Cunduacán, Comalcalco y Paraíso.

Asimismo, se le involucró en varios multihomicidios como el de la familia del marino Melsiquedet Ángulo Córdova, en diciembre de 2009, quien participó en el operativo en Cuernavaca, Morelos, donde cayó abatido Arturo Beltrán Leyva "El Barbas".

En tanto, en diciembre de 2011 fue reportada por la Procuraduría General de Justicia de Tabasco la detención de Alfredo Ceballos Ortiz, "El Vaselina" presunto jefe de Los Zetas en el municipio de Cárdenas, quien habría sustituido a Santos Ramírez "Santo Sapo".

En agosto de 2012, se informó la detención de Carlos Guízar Valencia "El Z-43", en el municipio de Comalcalco, a quien se identificó como encargado de la Plaza en Tabasco por parte del mismo grupo delictivo referido.

Mientras, en octubre de 2010, fue capturado Seyki Ogata González "Comandante Sierra", quien fungía como jefe de la plaza en Tabasco y norte de Chiapas, a quien se acusó de organizar y coordinar la ejecución en el municipio de Paraíso, de la familia del marino Melquisedet Angulo.

En su momento, el entonces secretario de Gobierno, Rafael González Lastra, indicó que con el "Comandante Sierra", sumaban 13 los sicarios de Los Zetas detenidos por su participación en el asesinato de los familiares del marino.

Un año antes, en septiembre de 2009, fue detenido Norberto Jiménez Martínez "El Peje" o "El Puma", identificado como jefe de los Zetas en Tabasco y número dos de esa organización en el sureste del país.

En ese entonces, como procurador estatal, Rafael González Lastra lo relacionó con el atentado en marzo de 2007 contra el secretario de Seguridad Pública y general en retiro, Francisco Fernández Solís, quien sobrevivió al ataque.

Asimismo, de participar en el atentado contra el ex subprocurador de Justicia de Tabasco, Alex Álvarez Gutiérrez -quien salió ileso-, así como en los multihomicidios de las familias de dos policías en los municipios de Macuspana y Cunduacán.

De igual forma, la Procuraduría de Tabasco le atribuyó la orden de ejecutar en septiembre de 2008 al locutor de radio, Alejandro Fonseca Estrada "El Padrino Fonseca", cuando colocaba mantas en repudio a los crímenes en la entidad.

También en septiembre de 2009, fueron capturados dos integrantes de Los Zetas en Tabasco, identificados como Leonardo Sandoval Estrada y/o Daniel Alvarado Olvera "El Sharpei" y Fredy Pérez Fuentes "Fredymañas".

A ambos la Procuraduría de Tabasco los señaló como involucrados en los multihomicidios de familias de policías en Macuspana y Cunduacán, así como en secuestros y asesinatos.

También, dos sujetos fueron llevados al Creset y se trató de Ricardo Hernández Rodríguez y Julio César Moreno García, acusados del asesinato en septiembre de 2009 del entonces candidato del PRI a diputado local, José Fuentes Esperón, junto con su esposa y dos menores hijos.

El tercer responsable del multihomicidio, un menor de edad, fue sentenciado a ocho años en el Centro de Internación para Adolescentes en Tabasco, donde actualmente cumple la condena.

Por otra parte, el pasado 30 de enero, el actual procurador Fernando Valenzuela Pernas, reportó que por errores en la integración de la averiguación previa por parte de la PGJE en la pasada administración, 45 personas detenidas en noviembre de 2011 y enero de 2012, habían sido liberadas.

A los liberados -familiares, amigos y ex policías ministeriales-, dijo, se les relacionaba con Santos Ramírez Morales "Santo Sapo", quien sigue preso en Puente Grande, Jalisco.

Hasta el momento se desconoce cuántos de los detenidos en el gobierno de Granier Melo se encuentran recluidos en el Centro de Readaptación Social del Estado de Tabasco (Creset).

Asimismo, qué estatus jurídico enfrentan, si en proceso o ya sentenciados, o si alguno ya fue liberado o trasladado a otro penal en el país.

En el caso del penal de Huimanguillo o Cefereso número 6, controlado por el Sistema Penitenciario Federal, allí su población es de reos ya sentenciados.