Vive derecha chilena tensa espera por candidato presidencial

La gobernante coalición de centro derecha de Chile parece pasar por uno de sus peores momentos, viviendo un tenso compás de espera por la definición de un candidato presidencial, en medio de acusaciones de prepotencia e irrespeto.

A cuatro días del retiro del candidato presidencial del sector, Pablo Longueira, aquejado de "depresión mayor" invalidante, la Alianza por Chile no sólo no logra ponerse de acuerdo en el nombre del sucesor, sino que se han entrampado en acusaciones mutuas.

Desde la centroderechista Renovación Nacional (RN) surgieron voces de desencanto luego que sus socios de la derechista Unión Demócrata Indepenndiente (UDI) designaron en la víspera a la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, como su candidata.

"En esta etapa fracasamos (...) tal vez haya que ir a una primera vuelta", declaró visiblemente molesto el presidente de RN, el senador Carlos Larraín, quien agregó que no habría recibido ningún llamado de la UDI anunciando la designación de Matthei.

El secretario general de RN, Mario Desbordes, apuntó que "la UDI desoyó lo que le pedimos. No tomar decisiones hasta terminar la negociación".

La diputada de RN, Marcela Sabat, fue más explícita, y apuntó que "se ha pasado a llevar" a Renovación Nacional y que se trató de "una imposición prepotente".

La directiva de RN decidió darse un tiempo hasta este lunes para decidir su posición futura; si insistir en el nombre de su candidato, Andrés Allamand, como carta unitaria del sector, aunque se sabe que está vetado por la UDI.

Otras alternativas serían una primaria interna o una convención de "notables" del sector que decida entre Matthei o Allamand, o dejar la decisión a los ciudadanos y pasar ambos nombres a las elecciones del 17 de noviembre con la esperanza de forzar una segunda vuelta.

El compás de espera en la derecha chilena se prolongará así, en principio, hasta este lunes cuando se reúna el Consejo General de Renovación Nacional.

Lo claro es que hasta hoy no hay consenso en la gobernante Alianza por Chile sobre un candidato presidencial único y que las confianzas se han deteriorado y lo que prevalece en el escenario es la incertidumbre.

Claramente la situación se ha deteriorado, tras la defenestración de su primer abanderado, Laurence Golborne, acusado de tener capitales no declarados en un paraíso fiscal, y el retiro por una "depresión mayor" del líder histórico de la UDI, Pablo Longueira.