Acusa economista a Pdvsa de todos los males que padece Venezuela

El economista privado Francisco Faraco afirmó que todos los males que hoy padece Venezuela tienen su origen en los problemas económicos que confronta la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

"La empresa ha sido muy mal manejada y en los últimos 14 años su desgaste ha sido evidente, con consecuencias desastrosas para la economía nacional", precisó el catedrático jubilado de la pública Universidad central de Venezuela (UCV).

Faraco dijo a Notimex que la distorsión y fragmentación de la estatal petrolera se inició a partir de la llegada al poder del ex presidente Hugo Chávez, porque en su opinión, el fallecido mandatario tenía tres objetivos bien claros y definidos en su mente.

"Primero, salir de la generación militar que le antecedía para poder tener el control de ese mundo, segundo, controlar Pdvsa, mediante la toma y despido de su capital humano, y tercero, consolidar su movimiento político", explicó el analista.

Resaltó que a partir de allí Chávez, por razones ideológicas se dedicó a destruir el proyecto de creación de un Estado nacional, aplicando su condición militar a la economía y a utilizar los dólares del petróleo para lograr apoyos internacionales a su proyecto.

"Uno de los instrumentos importantes para disponer de los recursos petroleros fue la creación del Fondo Nacional para el Desarrollo Endógeno (Fonden), una caja negra del gobierno que se ha tragado más de cien millardos de dólares", aseguró el economista privado.

Añadió que "a la estatal petrolera la fueron alejando de su función básica de producir y vender petróleo, y le asignaron una carga de responsabilidades, que van desde el financiamiento a automovilistas hasta la venta de alimentos y la construcción de viviendas".

Faraco advirtió que ello ha conducido a un enorme despilfarro y a la destrucción del aparato productivo, colocándonos en una coyuntura política y económica muy difícil, caracterizada por una altísima inflación y escasez hasta de papel higiénico.

Señaló que la empresa petrolera estatal debe ser objeto de profundos cambios para que pueda contribuir eficazmente al desarrollo integral del país y devolverle su función para la cual fue creada, la extracción y comercialización de crudo.

"No podemos seguir gastando 900 mil barriles en el mercado interno y vendiendo sin cobrar casi 350 mil barriles diarios, ahí se va más de la mitad de la producción petrolera. Esto habrá que cambiarlo", advirtió.