Fundamental la denuncia ciudadana para detener el tráfico de especies

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) llamó a la población a denunciar la extracción, acopio, transporte, distribución y venta de plantas y animales silvestres, para así terminar con este lucrativo negocio ilícito.

En apoyo a la exposición sobre tráfico ilegal de especies, inaugurada en la semana que termina en el Zoológico de Chapultepec, la Profepa detalló en un comunicado que con la denuncia, la herramienta más poderosa es dejar de comprar.

El tráfico de vida silvestre ocupa el cuarto lugar en la lista de actividades ilícitas del crimen organizado, y la segunda amenaza más grave para la vida silvestre en el mundo, después de la destrucción del hábitat.

La Procuraduría detalló que la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, enlista a más de dos mil 600 especies en algún grado de peligro, entre ellas, 49 como "probablemente extintas en su medio natural", como el lobo mexicano y el cóndor norteño.

Refirió que existen otras 282 señaladas como en grave peligro de extinción y por lo menos 25 enfrentan serias presiones de tráfico ilegal como la guacamaya o el ocelote.

Además, abundó, nuestro país resulta altamente atractivo para los traficantes de vida silvestre, porque concentra alrededor de 10 por ciento de las especies en el mundo.

De ahí la importancia de que la población denuncie ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, cualquier acción que perjudique a la vida animal o vegetal a través del tráfico de especies.

Puntualizó que se trata de una herramienta útil, porque sólo con el apoyo de la ciudadanía se puede atender específicamente el problema. La cadena delictiva incluye procesos de extracción, acopio, transporte, distribución y venta.

En cualquier punto de esa cadena, subrayó, la intervención de las autoridades es fundamental para detener el tráfico de especies, si bien lo más importante es detener la venta, lo que acabaría automáticamente con el negocio ilegal.