Abdica Alberto II como rey de Bélgica tras 20 años de reinado

El rey Alberto II de Bélgica abdicó esta mañana a favor de su hijo, Felipe, durante una austera ceremonia marcada por su último discurso, que concluyó con un agradecimiento y "un gran beso" a su esposa, Paola.

La ceremonia de abdicación, transmitida en directo por los medios locales, tuvo lugar en el Palacio Real de Bruselas, tras la tradicional misa Te Deum, en la catedral de San Miguel y Santa Gúdula de Bruselas, que marca todos los años la fiesta nacional.

El rey firmó la acta de abdicación en la presencia de 250 invitados, entre ellos el primer ministro, Elio Di Rupo, y los demás miembros del gobierno nacional.

A excepción de las máximas autoridades de la Unión Europea, que tiene la sede de sus instituciones centrales en la capital belga, las demás familias reales o autoridades globales no han sido invitadas.