Proponen una reingeniería de la administración pública en Jalisco

Una reingeniería del sistema de administración pública, para terminar con los altos gastos operativos, es una de las propuestas resultantes del estudio "Jalisco a Futuro", elaborado por la Universidad de Guadalajara y el Consejo Económico y Social del Estado (Cesjal).

Esta política, que permite el ahorro de recursos, es aplicada a nivel municipal y en el gobierno de Jalisco, afirmó Antonio Sánchez Bernal, miembro del Departamento de Estudios Regionales del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA).

"Lo que nos tiene optimistas es que el gobierno estatal inició procesos de reingeniería, el hecho de haber fusionado tres secretarías es señal de que van a retomar algunas ideas", dijo Sánchez Bernal, quien participó en dicho proyecto.

Según el investigador, en administraciones pasadas el costo de la burocracia llegó a ser de 70 por ciento; es decir, que de cada 100 pesos gastados en la administración, 70 se destinaban a la nómina.

Como consecuencia de esta práctica, explicó el experto, el recurso destinado a la inversión social nunca alcanzó más de siete por ciento, cuando lo óptimo para un estado con las características económicas de Jalisco, es de una inversión de 15 por ciento.

El diagnóstico incluye un análisis comparativo con otras entidades que tienen un nivel de desarrollo similar al de Jalisco, como Nuevo León, Aguascalientes y Guanajuato.

"La situación que encontramos fue un deterioro en el estado de las finanzas públicas, en el sentido de que somos un estado con un ingreso altamente dependiente de participaciones y de aportaciones solamente, pero tenemos ingresos propios bajos", dijo.

A pesar de que Jalisco es uno de los estados que tiene más presupuesto estatal, sin embargo nuestra captación de impuestos es muy baja", resaltó.

Otro problema señalado en el estudio es la concentración de la actividad económica en la zona metropolitana de Guadalajara, donde se hace la mayor cantidad de inversiones, dejando "relegados" a los municipios de las otras 11 regiones.

Ejemplo de ello, agregó Sánchez Bernal, es que la inversión que hacía la Secretaría de Desarrollo Urbano era la más importante, pero concentraba su mayor parte en esa zona.

Además de la reingeniería se propuso fortalecer el Instituto de Planeación Metropolitana, "para que sea el instrumento a través del cual se dé una guía importante en cuanto al futuro de la metrópoli. Que se haga un esfuerzo en todos los municipios respecto a mejorar la captación del impuesto predial", dijo el académico.