Advierte SNTE riesgos a Coordinadora en Guerrero por ruta incorrecta

El presidente nacional del SNTE, Juan Díaz de la Torre, dijo a los maestros de la CNTE de Guerrero que, aún cuando pueden coincidir en sus aspiraciones, su manera de actuar "no es la ruta" y advirtió riesgos.

En el marco de una gira por Sonora, el titular del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) dejó claro que la inmensa mayoría de los maestros de México está cumpliendo su deber y su compromiso con la sociedad de educar y mejorar la calidad de la enseñanza.

Sostuvo que en Guerrero 78 mil docentes conforman la sección 14, "y la gran mayoría está en las aulas trabajando".

Añadió: "Hay, sí, un grupo de compañeros que aún cuando podamos coincidir en sus aspiraciones, en sus exigencias o en sus demandas, nosotros consideramos que no es la ruta, porque representan cuando menos tres riesgos".

Estos, detalló, son dividir a la sociedad; faltar al compromiso con los alumnos de darles educación y respetar su derecho a la misma y que.

Asimismo, al no canalizar sus demandas de manera institucional, en un régimen que permite expresar estas inconformidades, hacerlo desde una vía no institucional lesiona la imagen de los cientos de miles de maestros que están cumpliendo.

En su último día de gira por el norte del país, convocó a toda la sociedad para que evitar que estos temas se polaricen o sean factor de división y desestabilización. "Es un llamado a los mentores y a todos los actores de la vida social, cultural, política y económica de nuestro país".

Sobre el espíritu de la reforma, manifestó que la profesionalización de las reformas es una vieja demanda del SNTE.

"Lo que requerimos es que esa evaluación se vincule a la capacitación, a la actualización, a la formación continua y que implique que los maestros puedan mejorar y que el aprovechamiento de los alumnos sea sustantivo", estableció.

Díaz de la Torre añadió que cuando los maestros hablan de preservar sus derechos laborales no hay contradicción. "No estamos defendiendo privilegios ni estamos defendiendo prebendas; son derechos que como trabajadores hemos adquirido y estamos seguros que si jugamos en un juego que signifique la opción de ganar ganar, ganará México, el sistema educativo, los alumnos y los maestros".

Expertos en el mundo, citó, afirman que ninguna reforma educativa alcanzará los objetivos si los maestros no la hacen suya y en México los profesores "estamos comprometidos con la calidad de la educación y al mismo tiempo, y no es excluyente ni contradictorio, vamos a luchar para que los derechos se preserven".