Gendarmería militar y Policía Nacional garantizan seguridad en Francia

La Gendarmería militar y la Policía Nacional son las dos fuerzas encargadas de la seguridad y el orden público en Francia, materias que tutela de manera centralizada el Ministerio del Interior (Gobernación).

Los gendarmes se ocupan de mantener la seguridad en las zonas conurbadas y rurales del país, mientras que los agentes de la Policía Nacional se encuentran desplegados principalmente en los núcleos urbanos.

Las ciudades, grandes y pequeñas, cuentan además con un tercer cuerpo de seguridad: las policías municipales, que dependen de los gobiernos locales y tienen alrededor de 18 mil agentes, a menudo menos armados que los gendarmes o los policías nacionales.

De acuerdo con cifras del Ministerio francés del Interior, el cuerpo con un mayor número de efectivos es la Policía Nacional que tiene alrededor de 142 mil agentes repartidos por toda Francia, país cuya población ronda los 65 millones de habitantes.

La Gendarmería es el cuerpo que tiene un origen más antiguo y está formado por unos 98 mil miembros que se diferencian de los policías nacionales además de en el uniforme, coronado por un sombrero denominado "képi", por su filosofía.

Los gendarmes, cuyo nombre procede de la expresión francesa "gentes de armas", tienen una formación militar de base y la dirección del cuerpo depende todavía parcialmente del Ministerio de Defensa, indicaron fuentes de la entidad.

Su carácter militar se refleja en las múltiples tareas que desempeñan y que incluyen la vigilancia y misiones terrestres, marítimas y aéreas, algunas de las cuales realizan fuera del territorio francés.

La Gendarmería cuenta con distintas brigadas o subdivisiones como la conocida Gendarmería Móvil, granaderos especializados en manifestaciones, o el GIGN, que cuenta con especialistas en operaciones especiales contra ataques terroristas o de otro tipo.

Esta entidad incluye además a la Guardia Republicana, un cuerpo antiguo con el que los mandatarios franceses rinden honores a grandes personalidades extranjeras durante su paso por Francia.

Entre las funciones de los gendarmes figuran las de realizar trabajos de policía judicial, de asistencia a personas en riesgo, del mantenimiento del orden público y de defensa de la nación.

Las tres "misiones prioritarias" de la Policía Nacional, cuerpo cuyos agentes no tiene estatuto militar como los gendarmes, son el mantenimiento de la seguridad y el orden público, las tareas de la policía judicial, así como labores de investigación, información y vigilancia.

En la Policía Nacional hay cuerpos de élite capacitados para casos de asalto, la lucha antiterrorista, el combate contra las drogas, el servicio de inteligencia interior, la policía fronteriza, la protección de altas personalidades y el cuerpo de granaderos.