Destacan emisión de Banorte y preven término de datos débiles

El Grupo Financiero Banorte recibirá este lunes 22 de julio 31 mil 987 millones de pesos o aproximadamente 2.5 mil millones de dólares, producto de la oferta pública primaria de 447 millones 371 mil 781 acciones.

De acuerdo con Alejandra Marcos, analista de Intercam Servicios Financieros, los resultados de la oferta fueron muy buenos, al igual que la perspectiva de crecimiento de la empresa, al desempeñarse en un sector clave que se beneficia mucho de un entorno económico favorable.

En su opinión, el impulso que se dará al crédito con la reforma financiera es de suma importancia, y Banorte tiene la capacidad para aprovechar esas oportunidades de bancarización. Una vez que el riesgo de dilución y de la oferta quedó atrás.

En este sentido, Boris Molina, analista de Grupo Financiero Santander, prevé que el segundo trimestre de este año marque el final de los resultados débiles de la institución financiera regiomontana.

Espera que el Retorno sobre Capital (ROE) ajustado -lo que refleja las ganancias sobre lo invertido-, regrese a niveles de 20 por ciento en el segundo semestre de 2013.

Ello, explica, conforme la cancelación de la exposición a las compañías en problemas del sector de vivienda conduzca a menores provisiones para cartera vencida, aunado al reciente aumento de capital del banco, lo cual deberá apoyar los márgenes para disminuir la participación de los minoritarios.

Estima que en este segundo trimestre las utilidades reportadas por Banorte serán de 2.95 mil millones de pesos, un buen número considerando la debilidad de la economía en México, creciente cartera vencida (20 puntos base trimestre a trimestre) por la exposición a los desarrolladores de vivienda y ante la volatilidad en los mercados financieros.

Sin embargo, la utilidad neta ajustada será negativa por ajuste por provisiones y cancelación de créditos contra capital en el trimestre.

De hecho, se espera que la cancelación de créditos por su exposición a los desarrolladores de vivienda sea de 3.5 mil millones de pesos y otros mil millones de pesos en provisiones para pérdidas estimadas que se realizarán contra capital en el segundo trimestre de 2013.

Estas acciones, destaca, deberán eliminar la mayor parte, o la totalidad de las provisiones esperadas por exposición a los desarrolladores de vivienda.