Pedirán datos de predios presuntamente comprados con erario de Tabasco

El gobernador de Tabasco, Arturo Nuñez, manifestó su intención de obtener información respecto a terrenos adquiridos en el municipio yucateco de Kanasín, con posibles recursos del erario tabasqueño, afirmaron autoridades federales.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, en entrevista, señaló que "en el caso de Kanasín tienen varios giros".

"Hemos recibido una comunicación, todavía no de carácter formal, pero ya nos lo hizo saber el señor gobernador de Tabasco de requerir a la Sedatu la situación en la que fue transferida la propiedad de los polígonos afectados" en dicha localidad conurbada de Mérida.

El mandatario estatal señaló que existe la posibilidad de que la adquisición de numerosas hectáreas de tierra y que tienen en incertidumbre patrimonial a unos 6 mil 500 yucatecos "pudieron ser sujetos de un delito".

El ex tesorero de Tabasco durante la pasada gestión de Andrés Granier Melo, José Manuel Saiz Pineda, habría desviado unos 246 millones de pesos del erario tabasqueño para la adquisición de numerosas hectáreas de tierras, las cuales posteriormente se pretendió vender a unas 6 mil 500 a 700 yucatecos que las ocupan.

Al respecto, Ramírez Marín indicó que de comprobarse que las tierra fueron adquiridos en forma ilegal, "en tal caso eso implicaría que pudiera cambiar su condición, es decir, estamos analizando esta solicitud, no de manera formal, pero ya nos lo hizo saber el gobernador de Tabasco".

Expuso que aun no existe una fecha exacta para presentar de manera formal la solicitud, "lo que nos pediría en ese caso es que le informáramos cuáles fueron las modalidades por las que se cambiaron, toda vez que si efectivamente los recursos fueran de procedencia ilícita, pudiera cambiar la situación de estos predios".

Cuestionado respecto a si estos predios pudieran ser expropiados, refirió que "no lo puedo afirmar, primero tenemos que determinar si efectivamente hay una vinculación entre los recursos desviados del gobierno de Tabasco y la compra de estos terrenos".

Respecto al mecanismo más asertivo para garantizar la seguridad de miles de familias que viven en esos lotes, expuso que "este momento la salida más rápida, en cualquier caso lleva tiempo porque tendríamos que intervenir en el próximo presupuesto federal, es intervenir en la compra".

"Podríamos recomprar este predio y convertirlo en una propiedad del estado y el estado hacer la expropiación y no será de respuesta inmediata, pero lo que puede tener la gente, es la certeza de que nadie puede sacarlos de su predio", dijo.