Afirma ministro panameño que sólo el canal "es neutral"

Panamá "no es país neutral", sólo el canal interoceánico, afirmó hoy el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, ante críticas generadas por detener un barco norcoreano cargado con armas de Cuba.

"Al Canal lo rige un Tratado de Neutralidad. La República de Panamá no es país neutral. Se confunde pero son temas distintos", escribió Mulino en Twitter para defender la acción de detener el 10 de julio el barco Chong Chon Gang, por sospechas de transportar drogas.

El exembajador de Panamá ante Estados Unidos y antiguo miembro de la junta directiva de la Autoridad del Canal de Panamá, Eloy Alfaro, señaló que con la operación, el gobierno puso en riesgo la neutralidad e hizo con un ello "un mandado ajeno".

La nave, procedente de Cuba, fue llevada al puerto de Manzanillo, en Colón, 80 kilómetros al norte de la capital panameña, con lo que interrumpió su ruta prevista de ingresar al Canal para dirigirse al océano Pacífico, rumbo a Corea del Norte.

Mulino aclaró que la embarcación fue confiscada por orden de un fiscal panameño, ocho millas fuera de las "aguas del Canal", porque tenían información de un cargamento de drogas aunque el lunes hallaron armas ocultas debajo de 250 mil quintales de azúcar morena.

El caso dio un giro de 180 grados cuando el martes, Cuba reveló que el barco transporta 250 toneladas de equipo bélico obsoleto enviado a Corea del Norte para su reparación.

Mulino calificó el trasiego como ilegal porque "lo que no está consignado en un embarque o es contrabando o es materia ilícita" y además indicó que por tratarse de un buque de marina mercante tampoco se pueden invocar inmunidades.

El ministro defendió el derecho de Panamá de ejercer su derecho penal interno más ahora cuando existe la presunción de que se violaron resoluciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que prohiben el envío de armas desde y hacia Corea del Norte.

Rechazó que la detención del barco haya sido para hacer un "mandado" a otro país, como dijo Alfaro.

"Panamá no le hace ningún favor a nadie con esto; hay que estar fuera de su cabal juicio para uno crearse un problema complicado de costos, de logística; Panamá no le está haciendo favores a nadie", insistió.

Las autoridades calculan que será a finales de la próxima semana cuando finalizará la descarga del azúcar y de todo el material bélico.

Una misión de expertos de la ONU llegará a Panamá el 5 de agosto para analizar el armamento y determinar si el caso les compete.

La tripulación de 35 marinos está detenida en la base naval de Sherman, frente al puerto de Colón, bajo cargos de atentar contra la seguridad colectiva.

Mulino señaló que los marinos, cuyo capitán intento suicidarse, se han negado a declarar aunque reciben asistencia de abogados de oficio.