Revisa Brasil redes sociales para evitar violencia en visita de Papa

El Ministerio de Justicia de Brasil monitorea las redes sociales para identificar de manera anticipada las protestas que se convoquen durante la visita del Papa Francisco y evitar en ellas actos de vandalismo.

El coordinador de seguridad para la Jornada Mundial de la Juventud, José Monteiro, informó que el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff cerrará el paso a quienes "buscan oportunidades para cometer actos de violencia y delitos" en medio de las posibles protestas.

Monteiro, director de Operaciones para Grandes Eventos, del Ministerio de Justicia, señaló que 10 mil agentes de la Guardia Civil, el Ejército y policías federales vigilarán la playa de Copacabana, donde habrá dos actividades papales la próxima semana.

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) se desarrollará en Brasil del 23 y 28 de julio, apenas unas semanas después de que miles de personas salieron a las calles para protestar contra políticas del gobierno de Rousseff, organizados a través de las redes sociales.

Autoridades brasileñas estiman que cerca de dos millones de personas participarán en la Jornada Mundial de la Juventud, lo que podría ser aprovechado por los inconformes con el gobierno para organizar nuevas manifestaciones.