Busca EUA sintonía para ratificar acuerdo de hidrocarburos con México

La administración del presidente Barack Obama dijo hoy tener reservas sobre la iniciativa de ley para implementar el acuerdo con México de Yacimientos Transfronterizos de Hidrocarburos en el Golfo de México.

Tommy Beaudreau, secretario del Interior adjunto interino para el manejo de minerales, dijo que aunque la iniciativa es prometedora para implementar el acuerdo, la administración no está lista aún para respaldarla sin reservas.

"Existen previsiones adicionales (en la iniciativa) sobre las que tenemos que trabajar con el comité para asegurarnos que no resulten con consecuencias no deseadas", dijo el funcionario a reporteros.

Beaudreau habló al término de la audiencia ante un panel del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, donde dijo que la administración Obama apoya esta iniciativa.

Empero, cuestionado al término de su presentación, el funcionario insistió en la necesidad de que tanto el gobierno como el comité estén en la misma sintonía respecto de su impacto.

Cuestionado sobre las previsiones de la iniciativa que son motivo de preocupación para la administración, Beaudreau dijo que estas se encuentran aún bajo revisión.

La iniciativa presentada la semana pasada por el republicano Jeff Duncan busca darle autoridad al secretario del Interior para implementar el acuerdo y brindar el marco legal para la exploración petrolera en la zona afectada por el acuerdo.

Durante la audiencia, el republicano Dan Lamborn, presidente del Subcomité de Energía y Recursos Minerales, criticó la marcha lenta con que la administración Obama ha manejado el acuerdo.

"Estoy profundamente decepcionado de que tomó a la administración más de un año desde que el acuerdo fue firmado para transmitir finalmente al Congreso algo para que lo consideremos", dijo.

El acuerdo firmado en febrero del 2012 entre los dos países requiere ser ratificado por el Congreso estadunidense para entrar en vigor.

Este jueves se realizó una audiencia en el Senado estadunidense para discutir temas energéticos y se tiene prevista otra sesión la próxima semana.

El acuerdo establece el marco legal para la administración de la región limítrofe entre los dos países en el Golfo de México a fin de explotar comercialmente las reservas de petróleo y gas.

Además, establece directrices para los desarrollos transfronterizos msarítimos e incentivos para las compañías de petróleo y gas que voluntariamente entren en arreglos para desarrollar conjuntamente las reservas en la región del Golfo de México.