Apoya Google en realización de mapas de cobertura forestal

México prueba la plataforma de Google-Earth Engine para facilitar el procesamiento de sensores remotos y obtener mapas anuales de la cobertura forestal, afirmó la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Resaltó el apoyo de Google a la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) y la Conafor para el Proyecto Fortalecimiento REDD+ y cooperación Sur-Sur, a fin de tener en el mediano plazo un sistema operacional de sensores remotos que permita la obtención de mapas anuales de la cobertura forestal.

El contar con mediciones periódicas de la vegetación forma parte del sistema de Medición, Reporte y Verificación (MRV), que se está desarrollando mediante la Estrategia Nacional para la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (REDD+), indicó.

Agregó que de esta forma se podrán identificar los principales reservorios de carbono forestal en el país y posteriormente los cambios, ya sea pérdida o aumentos, que puedan ocurrir.

A través de la aplicación Earth Engine actualmente se está trabajando en implementar el algoritmo, desarrollado con el apoyo de la Conabio, para procesar imágenes del satélite estadunidense Landsat y obtener mapas de cobertura del suelo a través de la clasificación de seis tipos de vegetación de la serie histórica entre 1995 y 2010.

Se buscaría en un futuro próximo realizar el procesamiento de las cerca de ocho mil imágenes satelitales anuales que a través del satélite RapidEye se obtendrán para monitorear la cubierta forestal del territorio nacional.

La Conafor destacó que Google presenta varias ventajas para las necesidades de México, ya que el tiempo de procesamiento de las imágenes satelitales de todo el país se reduce considerablemente con el soporte de la plataforma de Google.

El acceso público a esta plataforma permitirá en un futuro la consulta por cualquier persona interesada en conocer la cobertura y tipos de vegetación, los datos que se usaron en el proceso, proporcionando así transparencia al sistema de monitoreo satelital que se implementaría en el marco de la Estrategia Nacional REDD+.

El trabajo en esta cooperación técnica aún tiene algunos puentes por cruzar, en aspectos como el almacenamiento de los datos, la gestión de la información, las funcionalidades adicionales para otras instituciones federales y el cómo se resolverá el acceso diferenciado que deberán tener los diferentes actores, añadió.