Valora muestra de Banamex trabajo de artesanos iberoamericanos

La exposición "Grandes Maestros del Arte Popular de Iberoamérica", que fue inaugurada la víspera en la capital colombiana, valora el trabajo de los artesanos de la región, dijo Cándida Fernández, investigadora de Fomento Cultural Banamex.

La curadora mexicana explicó en la apertura de la exposición, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá (Mambo), que se trata de una apuesta para reconocer a los artesanos como artistas con nombre propio.

Puntualizó que el principal objetivo de la exhibición, que además se montará en Perú y Chile, es valorar el trabajo de los artesanos de Iberoamérica, que dejen de ser obras anónimas y que se entienda mejor el arte popular.

Fernández indicó que el trabajo de los artesanos se debe personalizar y, además, deben ser reconocidos como artistas porque "el arte popular es arte y punto".

"El personalizar una pieza no beneficia a un individuo, por el contrario, es una fuente multiplicadora y mejora la calidad de vida de los maestros artesanales", subrayó la investigadora mexicana.

Precisó que el arte popular es "muy vulnerable, a pesar de estar muy cerca a las comunidades" y detalló que los trabajos están realizados en cerámica, madera, metal, piel, papel, textiles y fibras vegetales, entre otros.

Las piezas expuestas son de una gran perfección técnica, lo que en muchos casos supone la conservación o el rescate de técnicas antiguas.

Para la experta, gracias a la abundancia de metales preciosos que existe en la región se ha mantenido una larga tradición orfebre y joyera.

Acotó que la tradición europea determinó en buena medida el desarrollo del oficio, "pero con el tiempo cada nación ha creado su propio repertorio".

Entre otros objetos, en la exposición se pueden apreciar obras de plata hechas en Perú, un par de bules realizados por talleres mexicanos y mates argentinos.

Los textiles, en tanto, forman una de las ramas más interesantes de la exposición por la variedad de materiales, técnicas y ornamentaciones que presentan y por la perfección en su realización.

Se exponen en la muestra piezas de origen indígena, como huipiles de algodón con trama suplementaria provenientes de México y Guatemala, además de ponchos, morrales, fajas y paños de lana tejidos de Perú, Ecuador y Bolivia.