Consideran imprudente que Panamá pida ayuda a EUA sobre armas en barco

El gobierno de Panamá fue imprudente al solicitar ayuda a Estados Unidos y Reino Unido para identificar las armas propiedad de Cuba cargadas en un barco de Corea del Norte confiscado en territorio panameño, dijo hoy el ex canciller Marcel Salamín.

El ex ministro panameño de Relaciones Exteriores destacó además la existencia de un "desgreño" en la política exterior panameña al primero anunciar visa para dos diplomáticos norcoreanos y horas después revocarla.

"Fue una imprudencia pedirle ayuda a Estados Unidos en todo caso sólo lo tenía que hacer ante las Naciones Unidas (ONU) y si ellos solicitaban una ayuda a otro país es otra cosa", indicó Salamín al canal de televisión TVN.

El gobierno informó en principio que solicitó ayuda a Estados Unidos y Gran Bretaña y después al Consejo de Seguridad de la ONU para determinar qué tipo de armas porta el barco norcoreano "Chong Chon Gang", detenido en Panamá el 10 de julio pasado.

"Actuamos a desgreño: una vez decimos una cosa y luego decimos otra; llamamos a Naciones Unidas y luego a países individualmente como si no tuviéramos criterio, es decir no tenemos doctrina", indicó Salamín.

Una misión de la ONU llegará a Panamá el 5 de agosto próximo para revisar las armas propiedad de Cuba transportadas por un barco norcoreano en un hecho calificado por el gobierno como contrabando.

El arribo de la misión será en agosto debido a que se prevé un periodo de 10 días para descargar toda la carga del barco, cuya detención fue ordenada por Panamá ante sospechas de supuesto tráfico de drogas.

Luego de varios días de búsqueda, el presidente panameño, Ricardo Martinelli, reveló el lunes que fueron hallados dos contenedores con "sofisticados equipos de misiles", ubicado debajo de 250 mil quintales de azúcar morena.

El caso dio un giro de 180 grados cuando la noche del martes el gobierno de Cuba admitió que la nave de bandera norcoreana, y cuyos 35 tripulantes están detenidos, transporta 250 toneladas de armamento obsoleto, enviado a Corea del Norte "para ser reparado".

La nave carga "dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo ello fabricado a mediados del siglo pasado-", indicó el texto oficial de Cuba.

"Cuba por razones elementales de amistad con Panamá debió haber comunicado eso", dijo Salamín.

Corea del Norte instó el miércoles al país del istmo a liberar "sin demora" el barco y su tripulación de 35 personas.

El gobierno de Panamá recurrió a la ONU por suponer que la acción de enviar armas a Corea del Norte viola varias disposiciones del Consejo de Seguridad.

En suspenso quedó la llegada de funcionarios norcoreanos debido a que la presidencia de Panamá desautorizó a la cancillería otorgar visas a los diplomáticos asiáticos en La Habana sin consultar con el Ministerio Público.