Diputados destacan beneficios de reforma a deuda pública de estados

Los nuevos mecanismos que se establecerán para contratar y fiscalizar la deuda en estados y municipios contribuirán a alcanzar un equilibrio en las finanzas públicas a nivel nacional, coincidieron diputados federales

Gloria Elizabeth Núñez Sánchez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), señaló que la reforma será de gran trascendencia y ayuda al desarrollo del país, ya que es urgente replantear los mecanismos de contratación y fiscalización de las finanzas públicas de estados y municipios.

Destacó la necesidad de vigilar el desempeño de los gobernadores en ese tema, pues "México requiere un cambio en lo que se gasta y la forma en que se hace, con la finalidad de alcanzar un equilibrio en las finanzas públicas a nivel nacional".

En su oportunidad, Damián Zepeda Vidales, del Partido Acción Nacional (PAN), consideró que la deuda pública no debe ser "satanizada", porque en condiciones adecuadas puede ser un mecanismo válido y positivo para el desarrollo del país, pero con límites para evitar el endeudamiento desmedido.

"Consideramos que se tiene que fortalecer la responsabilidad penal como administrativa para aquella persona que haga mal uso de los recursos públicos; merece cárcel la persona que hace mal uso de los recursos", aseguró.

En tanto, el diputado, Carol Antonio Altamirano, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), destacó que se mantiene en lo general la soberanía de las entidades y al mismo tiempo permite que en los casos de altos niveles de endeudamiento los estados puedan solicitar el apoyo de la federación.

Destacó que si el endeudamiento tiene destinos y controles suficientes "es útil para financiar obras y proyectos que hacen falta para el país, ese es el espíritu general del dictamen", aclaró.

A su vez, Ruth Zavaleta Salgado, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), señaló que la deuda de estados y municipios no sólo se debe atribuir a la corrupción, sino a los esquemas de contrapesos que se presentan en gran parte de las entidades.

Señaló que la federación es posiblemente la más endeudada que las entidades, por lo que se pronunció por diversificar las fuentes de financiamiento y de los impactos relacionados con participaciones federales.

Por Movimiento Ciudadano, su vicecoordinador, Ricardo Mejía Berdeja, consideró que la reforma puede convertirse en la primera modificación relevante, ya que surge de la visión de todos los partidos políticos.

Apuntó que es el primer paso para regular las posibilidades de endeudamiento de los estados y municipios, situación que a la fecha ha generado la ausencia de obra pública, nuevos impuestos y pérdida de oportunidades para algunas generaciones.

En su oportunidad, Lilia Aguilar Gil, del Partido del Trabajo (PT), señaló que el dictamen garantiza el uso responsable de la contratación de financiamiento de créditos para los gobiernos estatales y municipales.

Sin embargo, destacó que aún existe un pendiente en esta reforma, el tema de auditoría y fiscalización en los estados, "tenemos auditores completamente entregados a los gobernadores, por decirlo menos, y que no realizan su trabajo como debe ser".

El diputado Luis Antonio González Roldán, de Nueva Alianza, señaló que con esa reforma se contará de manera concreta, "con las armas" para no perder de vista el tipo de endeudamiento y sus consecuencias en las entidades.

Señaló que su bancada vigilará de cerca la expedición de la reglamentación secundaria para la correcta aplicación de la legislación, ya que "un buen gobierno es sinónimo de una administración honesta, transparente y concentrada en la ciudadanía".