Imploran Damas de Blanco apoyo mundial por derechos humanos en Cuba

La lideresa del grupo disidente cubano Damas de Blanco, Berta Soler, pidió hoy a Estados Unidos y a la comunidad internacional apoyo para el respeto a los derechos humanos en la isla.

"Primeramente estoy buscando un apoyo moral y espiritual por parte de los gobiernos amantes de la libertad, amantes de la paz y también para la comunidad internacional", señaló.

"El gobierno de Cuba vende una imagen al exterior y otra es la verdadera historia de mi pueblo", puntualizó la dirigente opositora antes de una reunión con el senador demócrata Robert Menéndez y el republicano Marco Rubio, ambos de origen cubano.

Manifestó que es importante que los senadores conozcan "de primera mano" la historia y la realidad del pueblo de Cuba y denunció que sufre atropellos y golpizas "solamente por expresarme", por pedir más apertura política y el respeto de los derechos humanos.

El senador Rubio dijo tras el encuentro que "lo que hay en Cuba es una dictadura, una tiranía, que no respeta los derechos humanos de su pueblo".

Manifestó que las "lecciones" que Soler les ha dado sobre la realidad cubana es por ejemplo que "el embargo no es lo que ha traído la miseria al pueblo cubano, sino la mala administración de ese gobierno".

"Aquí nadie critica que alguien vaya a visitar a un familiar, a un padre, a una madre, a un hijo", apuntó Rubio sobre la flexibilización de viajes impulsada por el gobierno de Barak Obama a la isla.

"Pero lo que sí se critica son los abusos de esos viajes, que se está entregando a manos del gobierno dinero que utiliza" en su "sistema represivo", recalcó.

Soler tenía previsto para la tarde de este jueves una visita al Departamento de Estado para recibir un premio por los derechos humanos, en un evento cerrado a la prensa.

El vocero adjunto del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, rechazó en la víspera acusaciones de Cuba sobre sus dificultades de avanzar en la promoción y protección de los derechos humanos, debido al embargo de cinco décadas de Washington sobre la isla.

En un informe que entregará el 1 de mayo al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el gobierno de Cuba informó que denunciará la política de "hostilidad", como un impedimento en los avances para proteger esos derechos.