Centenares de inconformes rodean Congreso español

Centenares de personas se congregaron hoy en la manifestación ante el Congreso de los Diputados de España, en protesta por la crisis económica, que ha dejado hasta el momento cuatro personas detenidas.

La convocatoria hecha por la llamada "Plataforma en pie. Del 25 de septiembre a la Libertad", cuyo lema es "Asedia el Congreso", busca que miles de personas permanezcan en torno a la sede parlamentaria por tiempo indefinido.

Las movilizaciones partieron de la Puerta del Sol, de la Plaza Emperador Carlos V (junto a la estación de Atocha) y la Puerta de Alcalá, a las 17:00 horas locales (15:00 GMT).

En sus primeras horas, la movilización sumó a unas mil personas, según fuentes de la policía española, mientras que el dispositivo de seguridad está compuesto por unos mil 400 agentes.

En las inmediaciones de esos puntos, la policía detuvo a cuatro personas, entre ellos a un menor de edad, por posesión de un petardo, mientras que los otros llevaban piedras, cuchillos y otros instrumentos.

La policía cortó el acceso al Congreso en la Plaza de Neptuno y el cordón policial rodea toda la sede parlamentaria y corta el tráfico hacia hoteles, edificios públicos y la embajada de México en España que está en ese perímetro.

La Audiencia Nacional abrió la víspera diligencias al considerar que la convocatoria pretendía atentar contra instituciones del Estado.

El presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, permaneció este jueves casi todo el día en su oficina y salió a la calle para observar la protesta y el acordonamiento policial desde lejos.

Al otro lado de las vallas, numerosos manifestantes, algunos portando banderas republicanas, pedían la dimisión de los diputados y del gobierno en su conjunto.

El momento de mayor tensión se vivió cuando un grupo de manifestantes creyó identificar a dos personas a los que señalaron de ser policías infiltrados, por lo que debieron abandonar el lugar.