Piden obispo en Chiapas ser solidarios con las personas que sufren

El obispo Felipe Arizmendi Esquivel pidió a todos no permanecer indiferentes, sino "ver qué se puede hacer por los demás ante los dramas que suceden diariamente a nuestro alrededor".

Entre esos problemas enlistó el sufrimiento que muchos experimentan, ya sea por enfermedades, pérdida de un ser querido, carencias económicas, no tener trabajo, por el alcohol y las drogas o por las injusticias contra los débiles.

En su mensaje de media semana, consideró que "tal vez el dolor más agudo es la soledad, la incomprensión de la misma familia, el abandono, no contar con alguien que nos saque del abismo y la ingratitud, calumnias, infidelidades y violencia en el hogar".

Ante ello, señaló, no se puede permanecer indiferente, como lo indicó el Papa Francisco en su primer viaje fuera del Vaticano.

Los medios informativos a toda hora nos relatan acontecimientos tristes y preocupantes, pero ante todo esto qué actitud asumimos, preguntó.

En ocasiones, continuó Arizmendi Esquivel, "tranquilizamos la conciencia culpando al sistema, a las instituciones, a los otros o nos disculpamos pensando que nada podemos hacer, que las situaciones nos rebasan y no dependen de nosotros".

Por eso, refirió que en días pasados el Papa Francisco visitó la pequeña isla italiana de Lampedusa, hasta donde tratan de llegar cientos de migrantes, la mayoría africanos, con la ilusión de una vida digna en Europa.

Ahí, abundó, "el Papa nos sacudió la conciencia, haciéndonos ver que no podemos permanecer indiferentes ante su dolor".

Por ese motivo, exhortó a los fieles a preguntarse, "qué podemos hacer por quienes sufren, al menos por quienes tenemos más cerca".

"Pueden ser de nuestra propia familia, vecinos, indigentes, presos, inmigrantes, adolescentes y jóvenes en soledad y matrimonios en conflicto", mencionó, y pidió ser solidarios con los que más lo necesitan.