Extenderá Colombia mandato a Oficina de Derechos Humanos de ONU

El gobierno de Colombia ampliará por un año el mandato a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, cuyo papel frente las protestas ha recibido críticas de este país.

El portal electrónico del diario El Tiempo informó que la medida la comunicará el presidente colombiano Juan Manuel Santos este jueves a la titular de ese organismo, Navy Pillay, durante el encuentro que sostendrán en Bogotá.

El medio digital, que citó fuentes oficiales, señaló que Santos notificará a la Organización de Naciones Unidas (ONU) la decisión de extender sólo por un año más el mandato en Colombia, a partir del 31 de octubre próximo, cuando vence el período de tres años autorizado.

El mandatario expresó el martes que se evalúa si valía la pena prolongar el mandato de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ante los avances logrados por Colombia en esa materia.

"Estamos discutiendo si vale la pena prolongar ese mandato o si se prolonga sería por muy corto tiempo, porque Colombia ha avanzado lo suficiente para decir no necesitamos más oficinas de derechos humanos de Naciones Unidas", dijo Santos.

Las declaraciones del jefe de Estado coincidieron con la visita de cuatro días que realiza Pillay al país andino, para revisar las acciones que ha tomado Colombia, con el fin de proteger los derechos fundamentales de la población civil.

La decisión de extender el mandato por sólo un año se conoce en medio de la polémica generada por la postura "parcializada" -según el gobierno- del representante de esa oficina en Colombia, Todd Howland, frente a las protestas en la región del Catatumbo.

Howland aseguró la semana pasada que "hubo disparos con fusiles de alta velocidad usualmente de dotación de la fuerza pública", en los disturbios presentados en esa zona, lo que habría provocado la muerte de cuatro campesinos.

Al menos 900 organizaciones sociales pidieron este miércoles a Santos mantener la presencia en el país de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, tras destacar su labor en la protección de los mismos.