Aborda Consejo de Seguridad de ONU violencia fatal contra periodistas

El Consejo de Seguridad de la ONU celebró hoy por primera vez una sesión para abordar la violencia mortal contra los periodistas, un fenómeno que se mantiene al alza y que limita el desarrollo de los países donde ocurre.

La sesión fue programada para abordar la violencia contra los periodistas en zonas de conflicto, aunque la preocupación de varios miembros del Consejo y del propio secretariado de la ONU incluyó los ataques mortales contra comunicadores en cualquier circunstancia.

"Recordemos que cada vez que un periodista es asesinado por extremistas, cárteles de la droga o incluso fuerzas del gobierno, hay una voz menos que habla a nombre de las víctimas de un conflicto, del crimen o de abusos de derechos humanos", dijo Jan Eliasson, vicesecretario general de Naciones Unidas (ONU).

En su intervención, Eliasson aseguró que cada comunicador asesinado o intimidado para que guarde silencio es un pérdida para la lucha por la dignidad humana y por los derechos.

"Lo menos que podemos hacer cuando un periodista es asesinado, es garantizar que su muerte sea investigada expeditamente y que se haga justicia. Es alarmante e inaceptable que más del 90 por ciento de los crímenes contra informadores quede impune", destacó.

En ese sentido, Eliasson se refirió al Plan de Acción de la ONU para la Seguridad de los Periodistas, aprobado en abril de 2012, que aboga por crear un ambiente seguro y por poner fin a la impunidad de los ataques a esos profesionales.

"El razonamiento básico es que proteger unos medios de comunicación libres es un prerrequisito para la libertad de expresión y la democracia. Es también relevante para la búsqueda de la paz y la seguridad, así como para el desarrollo", consideró.

Tan sólo durante la década pasada, 600 periodistas murieron mientras desempeñaban su trabajo y actualmente miles de esos profesionales arriesgan su integridad cada día no sólo en los países en conflicto, sino en todo el mundo.

Durante la sesión participaron cuatro periodistas destacados en situaciones de conflicto: de la agencias AP y AFP, del diario The Guardian y del canal de televisión NBC.

De manera dramática, Mustafa Haji Abdinur, corresponsal de AFP en Somalia, expresó: "Estoy aquí simplemente porque tengo suerte, porque los sicarios que han matado a tantos de mis amigos no me han encontrado. Sin embargo, no es una cuestión de si me matarán, sino de cuándo lo harán".