Seguirá Iglesia con defensa del matrimonio hombre-mujer

El presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), José Francisco Robles Ortega, señaló que la Iglesia Católica respeta los fallos de los jueces que han permitido las bodas civiles entre personas del mismo género en el país.

Sin embargo, dijo, seguirá con la defensa de la unión matrimonial entre hombre y mujer.

En días pasados, el gobierno del estado de Yucatán indicó que no apelará la resolución de un juez federal que obliga al Registro Civil de esta entidad a casar por la vía civil a una pareja formada por dos hombres.

Esa boda está programada para el próximo 8 de agosto y una vez concretada, Yucatán se sumaría a otras entidades del país, como el caso del Distrito Federal que permite enlaces civiles entre personas del mismo género.

Sobre ese punto, el presidente de la CEM insistió en que respetan los procesos judiciales y legislativos que han permitido este tipo de enlaces civiles, "pero para la Iglesia Católica, esas relaciones no encierran la verdad del ser humano".

"Esos enlaces no conllevan el bien para la humanidad y, al contrario, es un retroceder y un privar a la humanidad del máximo bien que es la unión de una pareja para engendrar una nueva vida", consideró.

La Iglesia no huye ni se niega a encarar estos y otros asuntos considerados delicados, "pero hay que aclarar que el Papa Francisco apenas ha iniciado su mandato y este es un tema que aún está por abordarse en su agenda para definir una postura concreta", sostuvo.

Recordó que para el catolicismo el matrimonio es algo más que la unión entre dos personas, es uno de sus más importantes sacramentos, uno de los actos más sagrados de la fe cristiana y es esa fe la que debe dar luz al camino de la Iglesia y de sus fieles.

"La postura es la misma, la Iglesia respeta los fallos judiciales y los cambios a las leyes para permitir que personas del mismo sexo se unan por la vía civil, pero no por eso vamos a decir que está bien, es un retroceso para la humanidad", reiteró.

En ese mismo sentido se pronunció el vocero de la Arquidiócesis de Yucatán, Jorge Oscar Herrera Vargas, quien reiteró que se reconoce y se respeta al gobierno del estado por haber acatado el fallo del juez federal que permitirá una boda civil entre hombres.

"Como Iglesia respetamos a las instituciones y en ese sentido el fallo que dio el juez federal, pero nosotros como institución seguimos lo que la Biblia dice", expuso.

Ambos prelados fueron entrevistados en el marco del 30 aniversario de la ordenación sacerdotal del arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belanzuarán, que se realizó en el Centro de Convenciones Siglo XXI de esta ciudad.