Pérdida de datos daña ingresos y confianza de las empresas

La falta de infraestructura tecnológica para respaldar y recuperar datos puede representar pérdidas irrecuperables para las empresas en términos de ingresos y confianza en el mercado.

El director de la división de respaldo y recuperación de EMC para México y Norte de Latinoamérica, Josafath Ramírez, señaló que a nivel mundial, el 57 por ciento de las empresas sufrió la pérdida de datos en el último año, derivada de ataques informáticos, fallas físicas de los equipos de almacenamiento y otras causas.

"Si bien es cierto que la adopción de tecnología para el respaldo y recuperación de datos cobró auge frente a eventos como el ataque a las Torres Gemelas y sobre todo ante los grandes volúmenes de información que se manejan hoy en día, aún falta mucho por hacer", anotó.

Expuso que 43 por ciento de las empresas que han experimentado una pérdida de datos tuvo un impacto negativo en la productividad de sus empleados, 29 por ciento en sus ingresos y otro 29 por ciento sufrió un quebranto en la confianza de sus clientes.

En México, dijo, las empresas se acercan cada vez más a soluciones tecnológicas que les permitan un almacenamiento, resguardo y recuperación de datos eficaz, motivas por la obligación de cumplir con diversas legislaciones en la materia.

"Por ejemplo, las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores están obligadas a garantizar que su información esté disponible en todo momento, o como en el caso de los bancos que deben tener bases de datos sumamente seguras", resaltó.

En el marco de la presentación de sus nuevos sistemas Data Domain, el directivo afirmó que es fundamental que cuando una organización piense en la importancia de contar con soluciones de respaldo de datos, tome en cuenta que ésta le ofrezca también una alta capacidad de reacción para recuperar la información.

"Un sistema de protección de datos que no garantice una recuperación eficaz y rápida, es un ambiente que falla, sobre todo cuando el tiempo para ese proceso es crucial para la operación de la empresa", destacó.

Ramírez enfatizó que uno de los principales desafíos que enfrentan las empresas es el cada vez más grande volumen de datos que deben almacenar de una forma segura como imágenes, audios, archivos, información guardada en máquinas virtuales, aplicaciones empresariales, contenidos internos y servidores.

"En México podemos decir que el número de empresas que ha perdido información en el último año es similar al nivel que se registra en el mundo, es decir, más del 50 por ciento, el país ha dado pasos importantes en cuanto a la adopción de este tipo de tecnología pero aún falta avanzar más", indicó.