Reforma energética impulsaría inversiones

Monex Grupo Financiero prevé que una eventual reforma energética ofrecería un impulso adicional al Programa de Inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones 2013-2018, presentado el pasado lunes, del orden de los 40 mil millones de dólares.

Analistas de la institución coincidieron en que esta reforma también representaría una inversión adicional en Pemex de dos puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, más de 25 mil millones de dólares.

La Dirección de Análisis y Estrategia Bursátil de Grupo Financiero Monex expone que otro de los factores que podrían favorecer a este plan es la Ley de Asociaciones Público Privadas (APP), a través de la cual se podrían generar inversiones de más de mil 615 millones de dólares para los próximos seis años.

Estima también que el Programa de Inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones es positivo para el país y para las empresas especializadas relacionadas con el sector cementero y de la construcción, como ICA, OHL México, PINFRA, Cemex, entre otras.

Lo anterior, señala, ayudará a México a mejorar su posición actual en el Rankin Mundial de Infraestructura, elaborado por el Foro Económico Mundial, ya que actualmente, a pesar de que el país es la décima tercera economía en el mundo, en materia de infraestructura presenta un rezago importante.

Dicho atraso se debe principalmente a una menor inversión en sectores económicos estratégicos en los últimos años, por lo que el país requiere anualmente de una inversión cercana al 7.0 por ciento del PIB, como nivel óptimo, contra 4.7 por ciento de inversión actual.

"Y el nivel óptimo no podría ser una realidad sin la participación del sector privado el cual, de acuerdo con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, tendrá una participación de hasta 40 por ciento en el periodo 2013-2018", señala el documento.

En opinión de Monex, la inversión anunciada por el Ejecutivo federal el pasado lunes con dicho Programa, aunada al impulso que le daría al sector la reforma energética, ayudaría a resolver algunas de las problemáticas que enfrentan los principales sectores que proporcionan la infraestructura en el país.

Tales como la restricción en la liberación de derechos de vía en el sector carretero; una limitada coordinación entre los operadores ferroviarios; la carencia de sistemas de transporte urbano masivos; una pobre capacidad en las terminales portuarias; y una concentración y saturación en la infraestructura aeroportuaria.

Adicionalmente, el estudio considera que México cuenta con una deficiente logística, la cual limita la conexión entre los principales nodos productivos, de consumo y de producción en territorio nacional, entre otros.

El pasado lunes, el presidente Enrique Peña Nieto destacó que la inversión de recursos públicos y privados para el sector transportes y comunicaciones durante la actual administración será de 1.3 billones de pesos.