Decomisan en Tamaulipas nueve mil decodificadores para señal de TV

Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) incautaron, en el puerto de Altamira, Tamaulipas, nueve mil decodificadores para señal de televisión usados, material que se considera "altamente contaminante".

La Profepa informó que dichos productos fueron hallados en el contenedor de una embarcación con bandera de Trinidad y Tobago, según un comunicado.

Detalló que en coordinación con la Secretaría de Marina y la Dirección General de Aduanas, los inspectores de la Profepa detuvieron el cargamento toda vez que la Norma NOM-052-SEMARNAT-2005 considera a dicho material como "residuos peligrosos".

Al parecer, la empresa importadora pretendía introducir el artículo temporalmente para su remanufactura, con base en una fracción arancelaria no regulada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Sin embargo, para ese material se requiere la autorización de la Dirección de Gestión Integral de Materiales y Actividades Peligrosas, emitida por la Subsecretaría de Gestión y Protección Ambiental de la Semarnat.

De acuerdo a la citada norma oficial, el decodificador usado de señales vía satélite para televisor se clasifica como un residuo peligroso, por la soldadura en su interior, hecha a base de plomo, material altamente tóxico.

La disposición considera residuos peligrosos a los corrosivos, reactivos, explosivos, inflamables, tóxicos y biológico-infecciosos; y agrega el riesgo para el equilibrio ecológico, el ambiente o la salud por su forma de manejo, y por tanto, establece los criterios para su disposición.

El contenedor con el material peligroso se encontró dentro del barco, en una inspección realizada la mañana del martes, al descubrir inconsistencias en los registros que presentaron los responsables de la embarcación.

El material podría ser regresado al país de origen si se confirman las irregularidades en los registros para intentar introducirlo al país y a la par se estudia la posibilidad de aplicar sanciones a la empresa importadora, con domicilio en el Distrito Federal.

También en Tamaulipas se detuvo recientemente un cargamento de madera contaminada con plagas, procedente de Rusia, que pretendía ser ingresada a México por barco.

Al respecto, el titular de la Profepa, Francisco Moreno Merino, puntualizó que la dependencia a su cargo actuará siempre con firmeza, toda vez que "defendemos los derechos ambientales; nuestro actuar no es diplomático y no se permitirá nada fuera de la ley".