Rechazan consejeros electorales presionar a contralora en Tabasco

Los consejeros electorales rechazaron ejercer actos de intimidación contra la contralora general del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco, Morayma Romero Herrera, y externaron el respeto al trabajo de la funcionaria.

La víspera, Romero Herrera dijo recibir intimidaciones y presiones por parte de los consejeros, a raíz del proyecto de resolución que envió al Congreso estatal para inhabilitarlos por la compra de un edificio de 32.6 millones de pesos, con presunto sobreprecio de 12 millones.

En un comunicado, los consejeros electorales afirmaron que existe un respeto absoluto al trabajo de la funcionaria "y no tratamos de interferir ni obstaculizar su labor en forma alguna".

Mucho menos, añadieron en el documento, "negándole los insumos o materiales de oficina que requiere para su operatividad, aunque las carencias por la crisis financiera y presupuestal la han padecido todos".

Indicaron que hasta el momento la contralora "no ha reportado nada con relación a que se le esté negando alguna petición de servicio administrativo".

Además, resaltaron que el trato para con ella y su personal siempre ha sido cordial, profesional y de respeto.

"Quienes si han sentido un verdadero acoso administrativo, aseguraron, son las áreas de Finanzas y Administración", por los señalamientos de que se les iniciará una investigación, refirieron.

Los consejeros electorales expusieron en su comunicado que de manera inmediata, platicarán con la contralora para dirimir cualquier malentendido.