Padecen potosinos grave sequía por falta de lluvias

Un campo desolado, donde lo único que florece son tolvaneras que se forman a lo lejos gracias al aire y a la tierra, es lo que ha dejado la sequía que afecta a 52 de los 58 municipios de San Luis Potosí, de acuerdo a la Secretaria de Desarrollo Agropecuario y Recursos Hidráulicos.

Este es el panorama que se vive en lugares como Salinas de Hidalgo, Moctezuma, Villa de Ramos, Santo Domingo, entre otros, en donde desde hace años no cae una gota de lluvia y que, de acuerdo a sus habitantes, ya están a la mano de dios.

Ante la falta de agua, se han quedado sin nada, no hay ganado, no hay siembra, lo que los ha dejado, incluso, sin nada que comer y mucho menos que tomar.

Esta es la situación de municipios potosinos, en donde existen comunidades en las cuales se tiene registrado que han pasado al menos 5 cinco años sin que haya lluvia.

Ello acabó con muchas de las actividades económicas que tenia la población de dichos lugares y los ha llevado a condiciones extremas, en donde el único remedio para acabar con el hambre es buscar lo que tienen a la mano, animales como ratas y conejos, que se han convertido en la única opción para familias.

Un problema como el de la sequía, que es calificado por las autoridades como histórico pues, de acuerdo al gobernador Fernando Toranzo Fernández, no existe ningún antecedente de una sequía parecida a la que se vive actualmente en territorio potosino.

Además, lamentablemente las obras que se han realizado no han servido para mucho, pues, dice el mandatario estatal, "resulta que cuando hay carne es vigilia", refiriéndose a la falta de utilización de obras para combatir la sequía como son los techos cuenca y bordos entre otras acciones debido a que no se han registrado lluvias.

Esta situación se ve, además, reflejada en problemas sociales como es la migración, pues la grave situación en la que se encuentran las comunidades, por la falta de agua y de trabajo, ha provocado que muchas mujeres queden solas en las comunidades, pues los hombres se van a Estados Unidos, con la esperanza de poder obtener un empleo bien remunerado, con el cual puedan ayudar a sus familias, sin embargo, parece que se olvidan de esta premisa en el camino y abandonan a sus mujeres.

"Tenemos gente que debido a la sequia está en condiciones de marginación muy grave, pues hay familias con cuatro o cinco hijos, que no tienen para hacer una comida o que apenas hacen solo una al día, dependían de la agricultura, de la ganadería y no tienen agua ni para tomar, es una situación verdaderamente delicada" declaró la diputada local Ruth Tiscareño Agoitia.

Uno de los municipios más afectados es Salinas de Hidalgo, en donde de acuerdo a su presidente municipal, Salvador Hernández Gallegos, hay por lo menos una veintena de comunidades en donde ya son cinco años en los que no cae una gota de lluvia, por lo que la población de estos lugares se encuentran en una condición crítica.

"Es lamentable la situación que tenemos, la gente ya está desesperada, no sustraemos nada de la tierra con la falta de agua; entonces, nos hemos visto en una situación complicada, en un problema muy fuerte, la gente ahora vive de los animales del campo, que es lo único que les queda para comer, no hay nada más" declaró.

"En Salinas de Hidalgo seguimos padeciendo los efectos de la sequía, pues le ha pegado fuerte la mortandad de ganado, algo que ha desesperado a la gente, así que vamos a fortalecer el trabajo del campo y buscaremos proyectos para ayudar a la población", apuntó Hernández Gallegos.

Ante esta situación, las autoridades están trabajando para poder ayudar a este sector de la población afectado por la sequía, como es el caso de Protección Civil, que de acuerdo a director Gerardo Cabrera Olivo, trabajan llevando pipas de agua a las distintas comunidades, sobre todo a aquellas en las que no hay ni para consumo humano, aunque lamentablemente dijo, a veces no es suficiente.

Ante esta situación, el diputado Ramón Guardiola, presidente de la Comisión de Desarrollo Rural y Forestal del Congreso del estado, aseguró que es necesario que se implementen programas con los cuales se beneficie a la población, aunque debe ser a largo plazo y no sólo la entrega de paliativos, como es la entrega de forraje, que únicamente los beneficia algunos días.