Viene la etapa "más difícil" de ajustes económicos en Cuba: Díaz-Canel

El primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel, afirmó que ahora viene "la etapa más difícil" del programa de ajustes económicos que impulsa el gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC), informaron hoy medios oficiales.

En un encuentro con líderes religiosos cristianos, el funcionario dijo que corresponde eliminar las dualidades monetaria y cambiaria; la reforma salarial y de precios, y hacer eficiente la empresa estatal socialista.

Explicó a sus interlocutores aspectos del programa de reformas del gobierno del presidente Raúl Castro para "actualizar" el modelo socialista heredado de la alianza con la desaparecida Unión Soviética.

Díaz-Canel insistió en la necesidad de no ver la prosperidad sólo como desarrollo económico y consideró que el mejoramiento material no conduce automáticamente al restablecimiento de los valores.

Esta fue una doble alusión implícita a la crisis económica que encara la isla caribeña desde hace décadas, con el deterioro del nivel de vida de la población, y la reciente denuncia del presidente Raúl Castro a las ilegalidades y el marginalismo social que afectan a la nación cubana.

El número dos en el gobierno dialogó con representantes del Movimiento Ecuménico Nacional, en la sede del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), reportó la televisión estatal.

Según la fuente, ambas partes agradecieron la posibilidad del encuentro, calificado como "cálido" por el también miembro del Buró Político del PCC, donde se resaltaron temas como la defensa de los valores y la importancia de la familia.

De acuerdo con la versión oficial, Díaz-Canel indicó que el Estado y las instituciones religiosas pueden establecer un diálogo permanente para avanzar en los asuntos de interés común, y por otra parte, preservar la unidad de la nación cubana.

El presidente del CIC, Joel Ortega, comentó que un socialismo "próspero y sostenible", como preconiza el gobierno, tiene que ser también participativo.

Las fuentes oficiales se abstuvieron de precisar si en el encuentro participaron representantes de la Iglesia católica de Cuba.

El líder religioso recordó la lucha del CIC por la liberación de los cinco agentes cubanos encarcelados en Estados Unidos acusados de espionaje.

El diario Granma, por su parte, dijo que el cónclave se realizó en "un ambiente fraternal", donde los participantes plantearon sus inquietudes, relacionadas con temas como la juventud, las publicaciones, la institucionalidad y la enseñanza teológica.

En mayo pasado, Díaz-Canel asistió en La Habana a la VI Asamblea del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) que condenó el embargo económico de medio siglo de Estados Unidos a Cuba.