Reitera ONU la urgencia extrema de acceso humanitario a Siria

La secretaria general adjunta de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, subrayó hoy la gravedad de la crisis humanitaria en Siria y reiteró la urgencia extrema de que se permita la entrada de asistencia para los afectados.

Al dirigirse por videoconferencia al Consejo de Seguridad en una sesión para analizar la situación en el país árabe, Amos reiteró una vez más que la crisis siria ha traspasado fronteras para convertirse en una cuestión regional, con graves consecuencias que requieren la atención de la comunidad internacional.

Al menos 6.8 millones de sirios requieren asistencia humanitaria de emergencia, 4.2 millones de ellos son desplazados dentro del país y más de 1.7 millones se encuentran refugiados en los países vecinos.

Asimismo, subrayó la urgencia de atender las necesidades humanitarias de la gente atrapada en medio de los enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y los grupos de oposición.

Y para ello, es necesario reducir los impedimentos burocráticos, encontrar interlocutores serios que dialoguen con las agencias de ayuda, obtener libre tránsito para los suministros médicos, desmilitarizar los hospitales y designar rutas humanitarias, incluso en las líneas de batalla.

"Necesitamos pausas en los enfrentamientos para permitir tanto el acceso del personal como los operativos que requieren el cruce de fronteras", afirmó.

Por su parte, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, también por videoconferencia, urgió a los países vecinos de Siria a no imponer restricciones en sus fronteras a los siros que huyan de la violencia.

Además, Guterres instó a la comunidad internacional a tomar medidas inmediatas para mitigar el enorme riesgo de que el desbordamiento de la crisis siria desestabilice a toda la región.