Debe Rajoy dar la cara ante acusaciones de Bárcenas

El presidente español Mariano Rajoy debe dar una explicación sobre las acusaciones en su contra dentro de la red de corrupción de su partido, el PP, pues es inútil querer ganar tiempo de vida política al evitar los problemas, advirtió El País.

Rajoy descartó este lunes renunciar a su cargo ante la petición planteada por la oposición 24 horas antes, pero no lo hizo en sede parlamentaria ni en el marco de una explicación detallada del llamado caso Bárcenas, sino al vuelo de una conferencia de prensa.

"El presidente del gobierno sabe bien que lo escuchado ayer no son las explicaciones que se le piden, y que por tanto subsiste por entero la necesidad inexcusable de hacerlo en el Parlamento", dijo el rotativo en su editorial de este martes.

Resaltó que además, esto ocurrió el mismo día en que el ex gerente y ex tesorero del Partido Popular (PP), Luis Bárcenas confirmó ante el juez Pablo Ruz su cambio de estrategia al presentar pruebas de un sistema consolidado de sobresueldos y de trajín de dinero negro en la sede central organismo político.

El País subrayó que La justicia debe proseguir su investigación, "pero no se agotan ahí las explicaciones que la ciudadanía necesita".

Las incógnitas se multiplican tras la declaración judicial de Bárcenas y dejan aún más en el aire el grado de compromiso con el ex tesorero del PP y las graves sospechas sobre un sistema de ingresos y pagos irregulares en el partido.

Hizo hincapié en que el jefe del gobierno busca instalarse en la idea de la resistencia, de ir ganando semanas o meses de vida política a base de aplazar los problemas.

"Es un método inútil para responder a la gravedad de las sospechas que han calado entre la ciudadanía", opinó.

Por su parte, el diario español ABC insistió en que Barcenas solo pretende chantajear al gobierno español y a su presidente Mariano Rajoy y que no hay que creerle.

"Bárcenas ofreció ayer una cuarta versión sobre sus cuentas. Su credibilidad y la de sus cómplices mediáticos hacen agua. A falta de verdades judiciales que modifiquen la situación, Rajoy merece conservar la confianza de los españoles", concluyó.