Presidenta del IEDF rechaza órgano electoral nacional

La presidenta del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), Diana Talavera Flores, rechazó hoy la creación de un organismo en la materia encargado de organizar los tres mil 624 comicios que en las 32 entidades del país, como plantean algunas propuestas de reforma electoral.

De concretarse la propuesta, constituiría un retroceso en la transición democrática, pues los institutos locales cuentan con una tradición ciudadana más antigua que la existente a nivel federal, pues, por ejemplo, la de San Luis Potosí, se ciudadanizó antes de la creación del Instituto Federal Electoral (IFE), consideró.

En contraste, se pronunció por una reforma electoral nacional que fortalezca a las autoridades locales en la materia, con mecanismos que hagan homogénea la designación de los consejeros y su permanencia en el cargo, con el fin de favorecer su especialización.

A su parecer, la reforma que impulsa el Consejo Rector del Pacto por México, debe incluir, además, una ley de partidos que incorpore procesos democráticos a su interior y que éstos asuman una actitud autocrítica para generar confianza entre la ciudadanía.

Al participar en el programa Justicia electoral a la semana, que transmite el Canal Judicial, comentó que dichos cambios sí impactarían de manera positiva en el fortalecimiento de la democracia nacional.

Talavera Flores rechazó la validez de las dos premisas sobre las que se sustenta la creación de un órgano electoral nacional: el alto costo que esos órganos representan para el erario y la supuesta falta de autonomía respecto del Poder Ejecutivo de cada entidad.

Señaló que mientras que el presupuesto que absorben los institutos electorales locales en 2013 es de cuatro mil 500 millones de pesos, el IFE cuesta siete mil 800 millones, por lo que "los institutos electorales son más eficientes y menos onerosos para la ciudadanía que el propio Instituto Federal Electoral".

Las autoridades electorales locales han sido pioneras en atestiguar los procesos de alternancia en el gobierno, pues el primer gobernador de oposición fue electo en Baja California, en 1989; mientras que a nivel federal, el cambio de partidos políticos en la titularidad del Poder Ejecutivo Federal se registró hasta el año 2000, abundó.

"Este proceso de alternancia ha venido de los propios estados hacia el centro del país", aseguró la consejera presidenta del IEDF, quien agregó que sólo en ocho estados no se ha registrado cambio de partidos en el ejercicio del poder a nivel de gobierno estatal.