Reconocen que existen puntos conflictivos en Chiapas

El secretario de Gobierno, Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, reconoció que en materia de conflictos sociales "existen puntos rojos en el estado, no podemos negarlo" que han dejado daños materiales, heridos e incluso fallecimientos.

Expuso que en el municipio de Venustiano Carranza, el 5 de mayo pasado, fueron desplazadas más de 500 personas por hechos violentos que dejaron un muerto por arma de fuego, casas y vehículos quemados, así como parcelas despojadas.

En entrevista, enfatizó que este conflicto tiene vínculos sociales y agrarios, "pero más que eso, es el poder cohabitar y existir en comunidad, ese es el tema, estamos conciliando entre los grupos campesinos".

Afirmó que llevará a la zona una solución, "vamos a regresarlos a la tranquilidad, en los próximos días vamos a dar a conocer la ruta de atención por la seriedad, relevancia del asunto, estamos sacando el consenso", comentó.

Por otra parte, el funcionario estatal dijo que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) investiga los hechos lamentables de Las Hoyas, municipio de Zinacantán, donde murieron dos hombres.

En otro tema, aseguró que en cuanto a la mujer existe una política clara y puntualizó que el feminicidio no es un tema ignorado, ni desatendido, no es un tema de impunidad.

Puntualizó que es necesario trabajar el tema de origen, de fondo, de formación del chiapaneco desde la escuela primaria para generar políticas que lleven a una conciencia del papel de la mujer y la familia en el desarrollo de la sociedad.

Descartó hayan sido rebasadas las autoridades de procuración y administración de justicia, "no hay impunidad, aunque hay un elevado número de casos, es necesario aplicar la ley y garantizar su aplicación y el castigo a los responsables".