Condena Relatoría Especial asesinato de periodista secuestrado

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy el asesinato del periodista hondureño Aníbal Barrow.

El cuerpo de Barrow, quien fue secuestrado el pasado 24 de junio, apareció mutilado y parcialmente quemado el pasado martes en las inmediaciones de una laguna en el municipio Villanueva, departamento de Cortés.

La Relatoría se dijo profundamente preocupada por los hechos e instó a las autoridades hondureñas a actuar con urgencia para identificar los motivos del crimen y castigar a los responsables.

"Es fundamental que el estado hondureño esclarezca la causa de estos crímenes, identifique, procese y sancione a los responsables, y adopte medidas de reparación justas para los familiares de la víctima", indicó la relatoría en un comunicado.

Insistió asimismo en la necesidad de crear cuerpos y protocolos especiales de investigación, así como mecanismos de protección destinados a garantizar la integridad de quienes se encuentran amenazados por su actividad periodística.

"Ante la serie de asesinatos cometidos contra comunicadores en Honduras, resulta imprescindible que el Estado investigue de forma completa, efectiva e imparcial estos crímenes que afectan a toda la sociedad hondureña", precisó.

Barrow, quien era conductor del programa televisivo "Aníbal Barrow y nada más", trasmitido por Globo TV, fue secuestrado por sujetos armados el 24 de junio en la ciudad de San Pedro Sula, departamento de Cortés.

El periodista se encontraba en su automóvil junto a dos familiares y un chofer, cuando desconocidos tomaron control del vehículo y, luego de liberar a sus acompañantes, desaparecieron con rumbo desconocido.

Horas más tarde el vehículo fue hallado y en su interior eran visibles rastros de sangre e indicios de disparos con arma de fuego.