Propone PRI-DF fortalecer al Instituto de Verificación Administrativa

El Partido Revolucionario Institucional en el Distrito Federal (PRI-DF) se pronunció por fortalecer al Instituto de Verificación Administrativa (InveaDF) pues, en su opinión, ya quedó lejos del propósito de ser un órgano de combate a la corrupción.

El vocero de ese instituto político en la capital del país, Rafael Luviano, señaló que si se quiere que el InveaDF persista, debe someterse a una "cirugía mayor" que dé certeza a los ciudadanos de que cumplirá la misión para la cual fue creado.

Recordó que ese organismo tiene la tarea de verificar y sancionar las irregularidades en establecimientos mercantiles, medio ambiente, transporte, mobiliario urbano, uso de suelo y construcciones.

Sin embargo, agregó Luviano, las irregularidades que a diario se publican en los medios de comunicación no deja bien parado al instituto, "parece que no cumple con su tarea de verificar y sancionar".

Señaló que según la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), en la ciudad de México, seis de cada 10 establecimientos mercantiles sufren extorsión para poder operar.

El instituto en sí mismo no es el problema, sino que en él se ha "colado" en la estructura de verificadores y tomadores de decisiones, quienes han preferido permitir el "laissez faire, laissez passer" (dejar hacer, dejar pasar) antes que encarar la corrupción y la ilegalidad, expuso.

Por ello, expuso que el PRI-DF considera que se debe garantizar la verdadera autonomía de ese órgano, bajo el liderazgo de ciudadanos con vocación de servicio y aliados de la sociedad, que revisen las facultades del instituto y su forma de operación.

La figura de Comisionado del Invea debe surgir desde la sociedad civil y ser ratificada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, bajo un esquema dictaminador riguroso, con candados que aseguren su independencia partidista y de intereses particulares.