Recordarán en Perú vida y obra de Vicente Aleixandre

El poeta español Vicente Aleixandre tiene fervientes lectores en Perú, donde además de por su obra, se mantiene vigente gracias a testimonios como el documental "La destrucción o el amor", escrito y dirigido por el poeta Diego Lazarte.

El material cuenta con la participación de diversos artistas peruanos como Javier Quijano "Mask", María Cecilia Trinidad, Sheri Corleone y los poetas Marco Martos Carrera, Arturo Corcuera, José Carlos Yrigoyen, destaca el cartel de presentación, disponible en "vimeo.com".

La Asociación Cultural Casa Katatay, en el país andino, proyectará mañana el video, para recordarlo a 115 años de su nacimiento, ocurrido el 26 de abril de 1898, en Sevilla, España, hijo de un ingeniero de ferrocarriles.

De acuerdo con datos biográficos publicados por "Poemas-del-alma.com", Aleixandre pasó la mayor parte de su vida temprana en Málaga y aunque desde pequeño se vio atraído por las letras, estudió Derecho y por varios años trabajo en juzgados.

Fue hasta 1925, cuando una enfermedad lo mantuvo en cama y propició que se dedicara a la escritura.

El portal de la enciclopedia Británica "británica.com" destaca que, Aleixandre llegó a ser considerado un maestro del verso libre y aunque su obra fue prohibida entre 1936 y 1944, fue elegido como miembro de la Real Academia Española en 1949.

Su primer libro importante lo publicó en 1935 y se tituló "La Destrucción o el amor", por el cual fue galardonado con el Premio Nacional de Literatura, después publicó "Sombra del paraíso", "Historia del corazón" y "En un vasto dominio".

La mayoría de sus obras tienen que ver con el tiempo, la muerte y la solidaridad humana, aunque también explora el conocimiento y la experiencia en los libros "Poemas de la consumación" y "Diálogos del Conocimiento", añade la fuente.

"Biografiasyvidas.com" destaca, por su parte, que Aleixandre fue el gran maestro y protector de los jóvenes poetas españoles de la segunda mitad del siglo XX, quienes acudían a visitarle con frecuencia a su casa , donde siempre había tertulias literarias.

En 1977 recibió el Premio Nobel de Literatura con el que se reconoció no solamente a su obra sino a la de toda la Generación del 27, siete años después, el 14 de diciembre de 1984 falleció en Madrid, España, dejando un legado poético surrealista.