Revive periodista chilena polémica por tesis del suicidio de Allende

La periodista Maura Brescia revive la polémica sobre la causa de muerte del presidente Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973, rechazando la versión oficial de que se suicidó con un fusil regalado por Fidel Castro.

El libro, titulado "Salvador Allende: Mi Carne es Bronce para la Historia. La verdad de su muerte", busca relatar "nada más que la verdad" sobre lo que ocurrió ese día en el Palacio de La Moneda, durante el golpe militar que encabezó el general Augusto Pinochet.

Para la autora, de lo que se trata es de "la responsabilidad de que se esclarezca la verdad" y a ello dedicó dos años de investigación y redacción, y su resultado son las 270 páginas de un reportaje apasionante, apoyado en documentos y revelaciones.

Maura Brescia afirmó a Notimex que, de acuerdo con su investigación, tiene la certeza de que "Salvador Allende no se suicidó en La Moneda y el libro desmitifica la versión oficial, dada por los golpistas, confirmada por el poder Judicial y aceptada por la familia".

Un segundo punto muy importante, agregó, es que "no hubo rendición en La Moneda", como lo reconoció el propio Pinochet a corresponsales extranjeros, afirmando que se le había ofrecido en cuatro oportunidades que se rindiera, lo que Allende rechazó.

"El día del golpe de Estado, Allende se mostró como un gran combatiente, un luchador ejemplar, que comandó la defensa de La Moneda y que no titubeó en disparar para repeler la embestida de los militares golpista", indicó.

El ll de septiembre "hubo una real batalla, que duró una hora y media dentro del palacio. Y esta batalla se ha querido ocultar", apuntó la autora.

"Se ha hecho creer que prácticamente entraron unos pocos militares por la puerta de Morandé 80, y que inmediatamente salieron los afines al gobierno constitucional, con las manos en alto, y se rindieron. Y que Allende les habría dicho: 'ríndanse', dijo.

Eso nunca fue así, afirmó Maura Brescia, basándose en sus investigaciones y en el testimonio de los sobrevivientes y en las conclusiones documentales obtenidas.

Hubo una batalla entre los militares golpistas y la guardia personal de Allende apoyados por los detectives asignados al Palacio, lo cual está refrendado, por las declaraciones de los militares ante los tribunales, indicó.

El libro de Maura Brescia contiene decenas de documentos oficiales, fotografías, gráficos, planos, declaraciones de protagonistas de esos dramáticos momentos, testimonios.

Incluso identifica al oficial del ejército, el teniente René Miguel Riveros, luego agente de la DINA, como el ejecutor de Allende, quién disparó contra el presidente, durante el asalto militar al Palacio de La Moneda, causándole la muerte.

"La idea de una muerte violenta, sufrida en defensa de su legitimidad constitucional como última decisión del combate que enfrentaba a la cabeza del gobierno socialista de la Unidad Popular, no fue para Allende un capricho ni una circunstancia", dijo.

"Era parte de la tácita tradición de respetabilidad institucional a la que se sentía visceral y emocionalmente ligado. Llevaba el honor del ejercicio de la función pública y el respeto debido a la máxima magistratura grabado en sus huesos", subrayó.