Lento crecimiento económico de Alemania en primer trimestre de 2013

El Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW) informó hoy que el Barómetro de la Coyuntura Alemana durante el primer trimestre de este año indica que el crecimiento fue menor del esperado con sólo un escaso 0.3 por ciento.

Si bien ese índice se situó por debajo de las expectativas para el primer trimestre, el crecimiento fue mayor que en el cuarto trimestre de 2012, cuando registró un retroceso de menos 0.6 por ciento.

El DIW estimó que es probable que el segundo trimestre registre de nuevo un crecimiento lento de 0.3 por ciento, y lo atribuyó a la apagada demanda mundial, que ha incidido en la recuperación del sector industrial alemán, dijo el director de Coyuntura, Ferdinand Fichtner.

"El ánimo entre las empresas se ha enturbiado en forma considerable y éstas están actuando en forma consecuentemente cautelosa. En el primer trimestre de 2013, el empresariado en Alemania podría haber invertido casi como en el cuarto trimestre del 2012, es decir, muy poco", dijo.

Puso de relieve que, sin embargo, las exportaciones en los países del euro se han estabilizado en forma creciente. Apuntó que "la demanda procedente del extranjero la valoraron las empresas (en Alemania) todavía como débil, pero miran en forma optimista hacia el futuro".

"Los exportadores alemanes podrían beneficiarse en los próximos meses de la lenta recuperación de la economía mundial", dijo el experto del DIW en economía de Alemania, Simon Junker.

Agregó que el entorno financiero favorable que hay actualmente podría empujar las inversiones hacia el avance en forma cada vez más clara.

Precisó que el factor que genera más optimismo es sobre todo la buena situación en que se encuentra el mercado laboral alemán.

Fichtner vaticinó que "el empleo seguirá aumentando en los próximos meses y con incrementos salariales pronunciados se elevará el ingreso de los hogares e impulsará en forma notoria el consumo".

"A pesar del frágil entorno, las perspectivas para la economía alemana son buenas: en los próximos trimestres, la coyuntura podría acelerarse en forma sensible", concluyó Fichtner.