Defiende hija de Chava Flores el legado musical de su padre

Cuestiones comerciales por encima del valor musical de grandes compositores, anteponen promotores y radiodifusoras para difundir las canciones de antaño, aseguró María Eugenia Flores, hija del desaparecido cantautor mexicano Chava Flores.

En entrevista con Notimex, la heredera del catálogo musical de Chava Flores, también conocido como "El Cronista Musical de la Ciudad", afirmó que pese a no tener el apoyo de las radiodifusoras la obra de su padre sigue vigente.

"Sé que los tiempos han cambiado y las ciudades se han transformado, pero la actitud del mexicano sigue siendo la misma y eso es lo que mi padre describe en cada una de sus historias cortas, en cada crónica social de esas tradiciones que hoy por hoy siguen sucediendo como describe en el tema ´Cerró sus ojitos Cleto´".

Puntualizó que los velorios en cualquier parte de México siguen siendo como los describe él: "Las letras de mi padre fueron vivenciales, lástima que la radio no tome en cuenta esa cultura de la música de antaño y que prefiera las cuestiones mercantiles por encima del arte de componer".

Destacó que incluso canciones como "A qué le tiras cuando sueñas mexicano", "Boda de vecindad" y "Amor de lejos", entre muchas otras, retrata momentos de cada día y describen todo cuanto sucede en la vida.

"Las canciones de mi padre usaron poco la ficción, es decir no inventaba respecto de algún suceso, siempre fue observador y atrapaba en su memoria los momentos importantes de su vida; nos platicaba con humor los acontecimientos, como lo hace en ´Boda de vecindad´, ceremonias que hoy en día siguen ocurriendo".

La hija de Salvador Flores Rivera, nombre real del compositor, puntualizó que en diferentes universidades del país las canciones de su padre han sido dignas de estudio e incluso temas para investigar y tesis de sociología.

"Por su retórica, su poética y su lenguaje rico y juguetón; hoy en día la mayoría de las canciones son muy repetitivas, ficticias, pobres en lenguaje y sólo se salvan por la música que se les pone", aseguró Maru Flores, quien se encarga de promover el catálogo musical de su padre.

Expuso que sólo algunas bandas de rock han grabado las canciones de Chava Flores, lo que demuestra el poder de convocatoria que tienen sus letras en la música mexicana. "Los jóvenes han sido los únicos que han valorado lo que mi padre dejó y sólo así es que los temas de Chava suenan en la radio".

Maru Flores, quien confesó que le apasiona hablar de su padre, afirmó que "siempre fue auténtico, sincero, divertido y lo han querido imitar, pero no lo han logrado, aunque debo reconocer que a él le gustaba que los jóvenes lo tuvieran como referencia, porque marcó una forma de hacer historias cortas, crónicas musicales".

Explicó que el barrio donde nació y creció su padre, La Merced, le alimentó toda esa inspiración que se desarrollaría al pisar y vivir en colonias como Doctores, Roma, la Romita, Cuauhtémoc, Peralvillo, Tacubaya, San Rafael, Santa María la Redonda, El Carmen, Coyoacán, Santa María La Ribera e Hipódromo Condesa.

Recordó que su progenitor "hizo de todo para ayudar al sustento de su familia, desde coser corbatas hasta emplearse como mensajero, repartidor, cobrador, auxiliar de contabilidad, contador, comerciante y ferretero".

Asimismo, Chava Flores, dijo, inició como compositor en 1952, al debutar con los temas "Dos horas de balazos" y "La tertulia", mismos que fueron un éxito en la radio.

Una de las canciones preferidas de Maru por su vigencia es "Llegaron los gorrones": "No me digas que con la modernidad se acabaron los gorrones, esos abundan y siempre existirán", consideró.

Otros temas que también sonaron en su momento fueron "Pobre Tom", "Vámonos al Parque, Céfira", "Pichicuás", "Los Quince Años de Espergencia" y "Voy en el Metro".

Maru Flores también recordó la faceta de su padre en el cine con siete cintas como: "Mi influyente mujer", "La esquina de mi barrio", "Rebeldes sin causa", "Bajo el cielo de México", "El correo del Norte", "La máscara de la Muerte", y "A qué le tiras cuando sueñas mexicano".

La también integrante de la nueva oficina de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), que busca dar difusión a los grandes autores a través del Catálogo de Oro, aseguró que en cuestión de regalías, siempre se han destinado a la promoción, difusión y preservación de la música de Chava Flores: "Son tan pocas las regalías, que a veces ni alcanza para promocionar algo en la radio".