Metrobús capitalino busca operar con puntualidad en sus recorridos

En ocho años de operación en el Distrito Federal se pusieron en marcha diversas mejoras en el Metrobús, y ahora este sistema de transporte busca que sus recorridos se realicen con puntualidad y exactitud en la hora señalada a los pasajeros.

"Lo que quiero es que sea también con puntualidad, que si decimos que salimos a las 16:37 horas, salgamos exactamente a esa hora, eso es lo que vamos a controlar", expresó el director general del Metrobús, Guillermo Calderón Aguilera.

Para conseguir este objetivo, se cuenta con el Centro Informativo de Transporte Inteligente (CITI), que operará en todas las líneas del transporte por casi 12 meses, a través del cual se monitorea y regula a distancia el recorrido de las unidades.

En entrevista con Notimex, detalló que este sistema, instalado ya en las estaciones y 56 autobuses de la Línea 3, utiliza pantallas en las que se informa sobre la situación del recorrido y horarios, así como un monitor para el conductor que indica si debe acelerar o retrasar su marcha.

Adicional a esto, se contará con un sistema de voceo en las estaciones que permitirá informar a los usuarios sobre una eventual marcha y el consiguiente retraso en el servicio, así como diversas contingencias.

El funcionario local manifestó que este transporte inició operaciones con 80 autobuses en 20 kilómetros, y en la actualidad cuenta con más de 95 kilómetros de líneas y una flota superior a las 375 unidades.

Con la entrada en funcionamiento de estos vehículos de Metrobús, se pudieron sacar de circulación mil 350 microbuses de la ciudad de México, con lo que se contribuye a una reducción en la emisión de 110 mil toneladas de gases de efecto invernadero al año.

En este sentido, el titular de la Secretaría de Transportes y Vialidad, Rufino H. León Tovar, destacó que esta es la principal ventaja que ha representado el Metrobús, la sustitución de microbuses, además de que permite ordenar el transporte en sus zonas de influencia.

Añadió en entrevista que en la presente administración se pretenden construir 100 kilómetros más de líneas, lo que significa llegar a por lo menos nueve líneas, y para la construcción de las nuevas estaciones se busca que sea por contrato abierto.

De esta forma, la empresa que provea las estaciones preconstruidas, modelo que se utiliza actualmente para la construcción de la Línea 5, podría avanzar de manera más rápida en las estaciones de las siguientes cuatro líneas que se planean.

A este respecto, consideró que el principal reto para este transporte en el futuro es conseguir su plena articulación con los diferentes medios de transporte en la ciudad.

León Tovar detalló que al lograr esta coincidencia con todas las modalidades de transporte, se podrán "abatir algunas problemáticas que traemos a nivel de facturación".